Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

26 noviembre, 2012

Tesoros y no basura

Editorial nº 99 del programa radial EL VAHIDO / FM LA TRIBU 88.7 (domingos 21 a 24hs)




Esta semana la activista travesti Diana Sacayán acusó a la FALGBT de ser cada vez más derechosa –y leo literal- “por firmar convenios con Moyano, armar reuniones con multinacionales que explotan niños en el tercer mundo, y para participar del programa de Lanata para pegarle a la compañera Diana Conti”.
 El periodista Bruno Bimbi, militante de la FALGBT, quien fuera el reporteado por Jorge Lanata en el programa Periodismo Para Todos, le salió al cruce con un rotundo: “Diana, no esperaba esto de vos, andate a la mierda”. A lo que Diana completó con “…e insultan a militantes del Conurbano”.
Hasta acá dos pasos de comedia con un guión que bien podría firmar Mesa y Basurto.
Bruno, que tiene un litigio legal con Diana Conti, expuso en el programa emblema del periodismo opositor su denuncia a una diputada perteneciente al oficialismo. Indudablemente un escenario poco adecuado.
Era de esperar que le fueran al cuello, así como cuando escribió su libro sobre el Matrimonio Igualitario donde intercalaba a un trabajo enorme de investigación y documentación, páginas llenas de ironía hacia la Comunidad Homosexual Argentina.
Bruno sabrá ponerle el pecho a esto, aunque siempre sea molesto hacerlo.
Por el otro lado, Diana Sacayán, postulante a Defensora del Pueblo de La Matanza y a Diputada por el municipio de Lanús, una de las activistas que denunció al INADI por antidemocrático en el período Morgado/Rachid llegando incluso a encadenarse al edificio, y hoy trabaja en el Área de Diversidad de ese organismo. Estuvo presa en las cárceles de la provincia de Buenos Aires, es integrante del MAL (Movimiento Argentina de Liberación), integró el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género, la mesa de proyectos que el Ministerio de Trabajo tiene con el INADI y fue candidata a Consejera Escolar por el Partido Comunista; Diana Sacayán tiene una trayectoria extensa que la tendría que llevar a elegir un poco sus comentarios.
La FALGBT y sus militantes no son de derecha.
La FALGBT se reúne con multinacionales, así como otras organizaciones -a través del Ministerio de Relaciones Exteriores-  participan en programas con países de Latinoamérica que aún deben explicar bastante las leyes represivas que mantienen con sus comunidades LGTBIQ.
La FALGBT (o mejor dicho, uno de sus militantes) acusó a Diana Conti, porque tiene un litigio legal con ella. ¿Acaso a Diana Conti no se la puede denunciar porque es inimputable?
Porque de inimputable trataban hace un tiempo a Moyano, cuando una parte del activismo le recordaba su pasado ligado a la Triple A y otro lo defendía al grito de “el puto es peronista, el gay es gorila”.
Pero claro, en aquellos días no se lo podía criticar y ahora sí. Así que antes éramos la pequeño burguesía bien pensante LGTBIQ y ahora somos todas y todos anti moyanistas.
Tengamos memoria.
Que en nuestra comunidad casi nadie resiste un archivo.
Como dije: un guión que podría firmar Mesa y Basurto, salvo que no estamos en una comedia, sino construyendo comunidad en medio de una sociedad que poco sabe de nosotros y nosotras.
Qué pena que en vez de mostrar nuestros tesoros, sigamos revolviendo en la basura.

1 comentario:

Ariel Eberle dijo...

Muy buena nota! comparto plenamente tu postura.