Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

04 diciembre, 2011

Tiempo


Tiempo, ¿para qué te necesito?.

Para caminar al Sol,
no te necesito.
Para andar pintando paredes,
no te necesito.
Para escribir cuatro renglones,
no te necesito.

Tiempo, ¿para qué te quiero?.

Para olvidarme del dolor,
no te necesito.
Para acariciar un rostro,
no te necesito.
Para silbar esa canción,
no te necesito.

Tiempo, ¿para qué sirves?

Para besar unos labios,
no me sirves.
Para destapar otra botella,
no me sirves.
Para ojear el diario,
no me sirves.

Tiempo, ¿para qué te usan?

Para correr sin rumbo,
te usan y usarán.
Para juzgar con rabia,
te usan y usarán.
Para callar el deseo,
te usan y usarán.

Tiempo, maltratado tiempo.

Tan necesario como innecesario.
Injusto en tu boca, pidiendo tiempo.
Horrible en tu mente, deseando tiempo.
Repugnante en tu corazón, haciendo tiempo.

Tiempo, maltratado tiempo.
Te quiero y te odio.
Quisiera tener muchos más.
Espero sentirte mucho menos.

Tiempo,
no existas en medio de mi amor.


(Ilustración de Sandow Birk www.sandowbirk.com)

1 comentario:

El Edu dijo...

Tiempo, solo una palabra. Qué no se nos interponga!