Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

29 diciembre, 2011

Hippie


Para Jota, quien merece abrazos en 2012

Cuando empezó el día había una gota de agua que ya caminaba sola, desde hace rato, por la misma hoja que el Sol -más tarde- fuera a marchitar.
Cuando el árbol -ese que contemplamos desde el banco del río- dejo de moverse,
la noche se hizo más noche y tuvimos que abrazarnos fuerte para que el frío no borrara de nuestras miradas a la Luna.
Cuando pasó -rápido- ese coche negro,
nos dimos cuenta que había algo más allá que Arco Iris en nuestro pequeño mundo.
Cuando caminamos por esa calle sucia y empedrada, creamos -de alguna manera- una forma de respeto y cuidado.
Cuando mi mano tocó tu oreja, me callé. Pensé en que no había palabras que pudieran describir ese instante.
Cuando mi boca llegó a tus labios, hubo estrellas que nos miraron. Chismosas.
Cuando me apresuré; al mismo tiempo me detuve.
Cuando hablamos; soñé un sueño.
Cuando te miro; no necesito el aire.
Cuando te espero; crezco.
Una, dos, tres, cuatro, seis, mil coincidencias.
Y Nothing Hill esperando en el armario.
Sos Hippie.
Sos lindo.
Muy.

04 diciembre, 2011

Tiempo


Tiempo, ¿para qué te necesito?.

Para caminar al Sol,
no te necesito.
Para andar pintando paredes,
no te necesito.
Para escribir cuatro renglones,
no te necesito.

Tiempo, ¿para qué te quiero?.

Para olvidarme del dolor,
no te necesito.
Para acariciar un rostro,
no te necesito.
Para silbar esa canción,
no te necesito.

Tiempo, ¿para qué sirves?

Para besar unos labios,
no me sirves.
Para destapar otra botella,
no me sirves.
Para ojear el diario,
no me sirves.

Tiempo, ¿para qué te usan?

Para correr sin rumbo,
te usan y usarán.
Para juzgar con rabia,
te usan y usarán.
Para callar el deseo,
te usan y usarán.

Tiempo, maltratado tiempo.

Tan necesario como innecesario.
Injusto en tu boca, pidiendo tiempo.
Horrible en tu mente, deseando tiempo.
Repugnante en tu corazón, haciendo tiempo.

Tiempo, maltratado tiempo.
Te quiero y te odio.
Quisiera tener muchos más.
Espero sentirte mucho menos.

Tiempo,
no existas en medio de mi amor.


(Ilustración de Sandow Birk www.sandowbirk.com)