Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

27 julio, 2011

Roberto


El monito, como lo solía llamar, murió en un hospicio de monjas, ciego y sin recuerdos.

Lo amé con esos amores juveniles y locos,
que cuando terminan se llenan de odio para tapar tanta pérdida.

Rompí todas sus fotos,
tiré sus regalos,
y oculté los recuerdos que nos pertenecían.

Una vez, años después nos cruzamos.
Con esa sonrisa compradora,
la que desvelaba mis antiguas noches,
me dijo:
“Sos el hombre que mas amé en mi vida“.

Fue la última vez que lo vi.

Guardo su mirada brillante,
sus ojos verdes y esa piel de aceituna
en mi selectiva memoria.

Cofre de joyas reservado sólo
al amor y la verdad.

24 julio, 2011

Cero positivo


Que asco me da, asco de Paez, asco al fin, ver como se despilfarra el dinero para Sida que los organismos internacionales mandan cada tanto a varios países, como Argentina.
Millonadas de dolares, que en muchos casos llenan las cajas chicas de fundaciones y organizaciones que enharbolan la cinta roja como un emblema comercial.
Proyectos que se ciñen a la "repartija de forros, las campañas de prevención, y el trabajo sobre las travestis", como si estuviéramos viviendo en los ochenta y no haya bajo nuestros pies cuerpos de miles de amigos, amantes y novios.
¿Hasta cuándo vamos a seguir hablando de prevención y repartiendo forros como medida superadora?
Personalmente creo que siguen proyectando y redactando una discusión prehistórica; claro, la que les genera dólares.
Mientras las fundaciones se están relamiendo por el millonario desembarco que el Fondo Mundial para el Sida tiene previsto para el año que viene en Argentina, el Centro Nacional de Referencia de Sida dependiente de la UBA vive una gravísima situación que conduciría en pocos días a suspender las actividades que desarrolla, y entre medio estamentos de subdirectores, viceministros, jefe de planes, y departamentales que se pasan la bola de mano acodados a la barra de la burocracia. Este Centro es considerado un referente en investigación, dotado de una moderna infraestructura y recursos humanos altamente calificados para enfrentar los múltiples desafíos que la epidemia del VIH/sida plantea a nivel global. Su reconocimiento trasciende la frontera nacional, razón suficiente para ser reconocido como Centro Colaborador en Latinoamérica para OPS/OMS.
Los que alguna vez nos hemos atendido ahí, sabemos de qué hablamos cuando desesperamos nuestra angustia viendo el peligro que corre el CNRS.
Otros en cambio, ya están pensando proyectos "altamente" considerables para la bocanada de dolares: forros, charlitas, y campañas en Constitución y barrios carenciados.
Tal vez hable lleno de bronca, y mis palabras no sean más que un grito de rabia...y de asco.

Pero muchos seropositivos, jamás lucramos con nuestra situación, jamás hemos necesitado ayudas, ni subvenciones, y cuando tal vez pensamos que teníamos derecho a algun beneficio, tuvimos que poner los huevos en la mesa y el puño bien apretado para no perder la Obra Social ni nuestro dignidad como ser humano a una atención digna.
En cualquier caso, que bueno sería que los "proyectos" sean proyectos reales, que debatan por ejemplo la moda del Bareback que entre tanta prevención tan eficiente sigue ganando adeptos. O la extraña omisión del aprendizaje de la muerte que muchos hemos tenido que realizar. O la melancolía que nos gana con los recuerdos de tantos amigos ausentes. O tantas otras cosas que sería largo enumerar pero fácil de imaginar.
No me siento seropositivo más que los millones de seropositivos que hay en el mundo.
No me considero tocado por una varita mágica de billetes y moneda extranjera.
Ni siquiera me siento cómodo cuando se me asigna el rol de enfermo (que cualquier mirada ajena me podría adjudicar).

Y menos que menos, me gusta que haya vivos que se beneficia de portar un símbolo universal.
Por eso el título de este descargo no es un error ortográfico.
Algunos hace tiempo que se comportan como cero positivos.

16 julio, 2011

Amor ajeno



...y tiene una relación,
y se casa.
Y anda abrazado a su amor, porque lo ama;
y lo besa y lo mira con la mirada del enamorado;
y le abrocha el botón de la camisa a cuadros;
y cuando sonríe, es él en el cuerpo de otro;
y se nota que ama bien,
seguro.

Ese amor del enamorado,
es el amor que sueña todo hombre,
y se acuesta a la noche deseando,
y se levanta a la mañana soñando.

Un amor que por tan amor, no llega a ser propio,
un amor que no será, ¡y que pena!,
pero igual amor,
no será más que amor ajeno,
amor de todos modos, 
aunque deba mirarlo desde afuera.

Ese amor que podría ser suyo si pudiera,
será amor noble,
y feliz será,
aunque la boca que enamore sea ajena.


para Hache; felicidades.


07 julio, 2011

YO NO VOTO A MACRI


Muchas personas argumentan a escasos días de las elecciones a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que pedir que NO SE VOTE A MACRI es una muestra de intolerancia y falta de talante democrático.
Estas personas, que seguramente ocultan en estos argumento la verguenza de decir públicamente que adhieren al PRO, se olvidan que es Macri quién intenta recortar la democracia y el debate cuando incorpora a su gobierno las escuchas ilegales de Ciro James o nombra a policías represores al mando de la Metropolitana, o juguetea con la palabra seguridad como gran consigna de campaña.

No quiere debatir porque sabe que pierde cuando hay quien le enfrente sus mentiras.
Anoche hubo un debate inédito con 10 candidatas y candidatos a Jefas y Jefes de Gobierno, y él ausente, menospreciando y ninguneando no sólo la palabra, también las ideas, las diferencias, los planteos políticos.


Lo votará su base social, esa clase media rencorosa o los pedorros de Barrio Parque, que aplaudían la dictadura, practican la homofobia, la lesbofobia y la transfobia, y van a misa todos los domingos para proteger a la familia y los valores del país.


También están los otros y las otras que los votan: los y las idiotas útiles.
Esas y esos que nunca van a llegar ni a Avenida Las Heras pero que llevan en la sangre marcada la nefasta envidia del desclase, que aunque invierta en gym, en viajes o en finger-food de restó de cocina fusión, siempre serán visto por "los de más arriba" como los recien llegados y las recien llegadas. Esos y esas que nunca tendrán la bienvenida en las casonas y las mansiones donde se cocina el poder, por más tinturas, Louis Vuittones, o botox que usen.


Votar a Macri, no es una buena moda, ni es top, ni es buena onda.


Votar a Macri es sumergir a la ciudad de Buenos Aires en otros 4 años de ignominia, de desamparo para los sectores más desprotegidos, de más represión, de más controles, y de más moralidad.


YO NO VOTO A MACRI por todas las anteriores razones; y los que lo voten serán cómplices de lo que pasan los pacientes del Borda que hace casi 80 días que están sin gas en este invierno feroz. De la destrucción de la sanidad y la educación, con hospitales que parecen bombardeados por la humedad y el estado de las paredes, sin recursos mínimos, y con personal mal pago. Del despilfarro de los mayores presupuestos que maneja de Ciudad de Buenos Aires, dinero que no se sabe en qué gasta ya que no ha resuelto los problemas de transporte ni contruido las viviendas sociales que prometió en su campaña anterior. De los facistas y represores manejando la Policía Metropolitana con escuchas ilegales y grupos de tareas para desalojar las protestas. De la oposición al matrimonio Igualitario y a la ley de identidad de genero, por nombrar algunas cosas.

Somos un país libre con muchas victimas que lucharon por esa libertad. 

Una libertad en la que se acomodan muchos y muchas que apoyaron a quienes nos coartaban ese derecho.
Esas y esos fueron cómplices.
Hoy hay más cómplices, muchas y muchos serán los que van a votar a Macri, y serán -si gana- tan responsables como él, de otros cuatro años de derecha en la ciudad de Buenos Aires.

Por eso, YO NO LO VOTO A MACRI.

05 julio, 2011

Peligra el Centro Nacional de Referencia de Sida en Argentina


La carta que leerán a continuación tiene varias razones.
Una, que no se puede dejar de luchar por uno de los pocos espacios en Argentina que
es considerado referente en investigación y servicios en el país y también en Latinoamérica, tanto por los especialistas, por activistas, por científicos y por referentes en VIH/sida.
Segunda, porque el Doctor Horacio Salomón es una persona que conozco desde hace más de 25 años cuando militábamos juntos en la CHA Comunidad Homosexual Argentina, y defiendo su honorabilidad con todas mis fuerzas.
Y tercera, porque yo, como muchos seropositivos, hemos sido o somos pacientes de este Centro.
Estos son los hechos:
 
He tenido información sobre que el Centro Nacional de Referencia de Sida podría dejar de brindar sus servicios a partir del 30 de julio de este año.
El Centro Nacional de Referencia para el SIDA (CNRS) fue creado por un grupo de investigadores del CONICET en 1987, dirigido en la actualidad por el doctor Horacio Salomón, para enfrentar los nuevos desafíos de la epidemia del VIH/sida a nivel global.
Este espacio UNICO en el país está dentro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.
El CNRS aporta prestigio, conocimiento y experiencia al proyecto de salud del Estado Argentino, pero está con problemas financieros, lo que pone en riesgo la continuidad de proyectos con líneas de investigación relacionadas al VIH/sida como también los puestos de trabajo del personal y la posibilidad de continuar con el servicio de atención a pacientes. El presupuesto del cual dependen las actividades del CNRS no son administradas por sus integrantes, ya que dependen de las autoridades del Departamento de Microbiología de la Facultad de Medicina (UBA),
 
Este Centro es considerado en la actualidad como referente en investigación y servicios no solo en el país sino también en Latinoamérica, tanto por los involucrados en el área del VIH/sida como por organismos internacionales. Es por ello que la OPS/OMS lo designó Centro Colaborador (único en Latinoamérica). Es además, un espacio de referencia para las provincias del interior del país, aportando conocimiento, experiencia, tratamiento y enseñanzas allí donde se solicite. Es una institución que respalda  firmemente todas las actividades solidarias que realizan las ONG relacionadas a mejorar la calidad de vida de miles de personas viviendo con VIH en Argentina.
 
Al no contar el CNRS con presupuesto propio, éste ha solicitado y recibido subsidios de distintas instituciones y organismos nacionales: CONICET, UBA, SECyT, Salud Pública, e internacionales: Agencia Sueca de Investigación y Cooperación (SAREC), ONUSIDA, OPS/OMS, los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU (NIH) y el Destacamento Naval de Investigación Médica de EE.UU (NMRCD), los que han permitido el crecimiento científico-técnico del CNRS.
 
Ante la necesidad de poder continuar brindando asistencia, formando recursos humanos, generar conocimiento a través de la investigación científica y tecnológica, hace ya más de dos años impulsaron la creación de una unidad Científico-Tecnológica en el tema VIH/sida. Desde ese momento la relación entre los responsables del Departamento de Microbiolgía y el CNRS se fue deteriorando, llegando a comprometer los presupuestos para la compra de reactivos y demás necesidades que tiene este Centro.
Un grupo de personas hemos solicitado una entrevista con urgencia al Ministro Anibal Fernández, que aún no se ha concretado.
El recorte de actividades de este centro debido a la financiación es un tema gravísimo para el tema SIDA en Argentina.
Les solicito en forma personal que difundan este problema y que estén alertas a la campaña de difusión y denuncia que empezamos. También que nos acerquen propuestas para que impidamos este recorte.

El CNRS no puede desaparecer.
 
Muchas gracias por la difusión.
 
Gustavo Pecoraro, director editorial de El Vahído
el programa LGBT de Radio Sentidos