Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

07 enero, 2010

de te ele




Dejar de ser ya, ahora, nunca más.

Perder de pronto la necesidad de respirar aire, mirar un coche, pasar la mano por la pared, beber de golpe, besarte.

Emociones paridas partidas en muchas partes, estallan infinitivas bolas de nada.

Trozos inmensos de Sol se apagan alunando de repente tu día.

El miedo que llamó otras veces vuelve a pedir turno.

Enfila la cuchilla que desmorona una y otra vez, y una y otra vez, y así siempre.

¿Cómo puedo seguir pensando en el mañana sin tenerte en medio de mi ilusión?

Veo y repaso tu foto, casi de perfil, como pensando -¿sufriendo, llorando, amando?- en nada, nuevamente.

¿Cómo aprender a llevar el puñal en el pecho para caminar hacia adelante?

Cuantos olores eran tus preferidos, pienso guardar!

Cuantas canciones llevarías contigo, pienso repetir!

Cuantas noches de amor y risas que construimos, pienso recordar!

Te evoco ahora que ya estás mas allá y más, ya nada, nunca más, ni siquiera un olvido o una equivocación podrá traerte a mi.

Todo se ha vuelto negro de repente.

Pero yo aún veo claro...allá, más allá...y lloro.

No hay comentarios: