Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

20 septiembre, 2009

Tiempo



En medio de un suave temporal con dulces descargas eléctricas y aureos aguaceros.

De un lado me atacan las molestas dudas, los porqué, los no se, los quizá; y por el otro me inundan los sueños, las fantasías, la utopía, tus "te quiero", tu voz.

El futuro que se aleja pero de sólo esperarlo me agobia, más negro o blanco debería ser para lograr verlo con claridad -este estado alfa tranquiliza mi mente pero incierta al alma-.

Ahora me toca jugar con claridad las cartas.

No será este el momento de hace años cuando rifábamos porque sí los deseos.

Ha pasado mucho tiempo y con él las lecciones se han acumulado, materias gigantes de las más duras teorías, feroces enseñanzas de dolor y pesar.

Ya no.

Ahora será para disfrutar y ser feliz...si no, no será.

Sin embargo hoy, sin tu voz y tu sonrisa de cerquita, trocaría miles de días de ser por la inconsciencia del éxtasis...ya.
¿Será que habrá que volver a pensar en lo imposible?

17 septiembre, 2009

15 septiembre, 2009

Como ayer, casi.



Como si de una novela se tratase: doce años han pasado y parece que fue ayer.

El ayer de llorar y amar que es como el presente o quizás el mañana.

Porque nada puede garantizar -ni siquiera nuestra voluntad- un futuro de gloria.

Recuerdos gratos e ingratos que perdonamos, la gracia de tu sonrisa me los regaló.

Hubiera corrido el mar hasta alcanzarte, abrazarte, besarte, y hablar, tanto o más que antes, borrando por un momento la huella para abrir de inmediato un nuevo camino.

Pero compañero, los años no pasan en vano, ni en vano han sido las enseñanzas, ni la distancia que siempre acierta y nos marcó a fuego, ni las pérdidas que nos hicieron más humanos, si cabe.

Habrase visto insolencia el mirarnos como ayer!

Pero que bueno fue reirnos de nosotros -imperfectos-, acunando en el rincón de la elegancia los sueños que empezamos hace tanto.

Encadenados como antes a un simple sueño, luchamos juntos por alcanzar la libertad...y eso parece.

Si pudiera decir algo más, sería gracias, y podría agregar también, hasta pronto.

03 septiembre, 2009

Cuarenta y cuatro



Me alcanzó para llegar, y llegar a más.

Ni la fiebre ni el dolor pudo opacar otro feliz día.

Abismos?, los hay. Pero no hoy.

Ni mañana.

Quizás pasado...pero ya pasará.

Como todo.