Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

26 marzo, 2009

Creyente de mi

Dicen que aprieta pero no ahorca. Dicen que dió su vida para salvarnos. Dicen que resucitó al tercer día. Dicen y dicen que dicen.
Aquí lo vemos, casi en penumbras, sexy, musculoso, espinado.
¿Cuánto habrá de cierto y cuánto de literatura en todo él?.
A mi me gusta pensar en un Poder Superior, pero no tanto en una persona sufriente, colgada de una cruz, soportando maltratos y humillaciones.
Prefiero creer que si realmente algo o alquienes dan una nueva oportunidad, empujan otra vez el cochecito, ese algo debe ser muy bello y fuerte, y brillante, y poderoso, y no tiene que estar clavado a unas maderas, ni con una corona de espinas sufriendo, y sufriendo.
Me gusta pensar en que es más de uno o una. Que es todo un Universo de infinitos colores y raras voces, y extrañas imágenes, y bellas luces, y paz, y mucha paz.
A menudo pido, sin claridad concreta, tirando las palabras hacia el aire; a algún lugar llegarán.
Y cuando llegan, y vuelven transformadas en alegrías, y logros, me siento tan creyente de mi mismo, como del Universo que me asiste.

No hay comentarios: