Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

07 octubre, 2008

Mañana sigue siendo una buena y útil palabra?

Hay mañana?, o mejor dicho, ¿debemos tener mañana?, ¿nos merecemos un mañana cuando no podemos soportar el hoy?.
Si pudiéramos comprender o al menos yo, esa asquerosa sensación de "quiero que acabe todo ya", tal vez pensar en el mañana sería como el final del tunel donde nos metemos, o vuelvo a repetir y corregir, me meto.
Vengo saliendo y entrando de situaciones injustas, de usos y abusos, de jetas y majetas que YO he permitido que surcaran en mi rededor. YO con mis miedos e inseguridades, con la gratitud excesiva hacia quienes ni siquieran te reconocen. YO con mis lamentables dolores ocultos bajo la corazón del Torito arrasador, el que todo lo puedo...menos con él mismo.
Se me escapan las lagrimas cuando no debe, se me nubla la vista por no saber, se me achica la garganta y me ahogo, sí me ahogo por comerme las palabras que libremente podría decir.
Sin embargo, esa sucia y brillante característica de todos los que sobrevivimos con nuestras manos, el EGO, me escupe, me aporrea la tripa, me mete los dedos para que vomite días enteros, me sube la fiebre, me da frío, me da calor, me ahoga nuevamente y me paraliza que es lo peor que le puede pasar a un sobreviviente.
Me da muchísimo miedo sentir quietud. Que todo el esfuerzo es en vano. Que siempre tiene que haber un fiscal para etiquetar la calidad del servicio. Me duele de nervios, dicen mis médicos...que me lo tome con calma, que todo sería mejor si pudieras dormir por las noches, y no estuvieras craneando tanto. Y tomo y tomo pastillas, las de vivir, las de respirar, las de parar, las de dormir, las que no me tensionan, y las que tomo para que todas estas que tomo no me revienten en mil pedazos mi cuerpo.
Y sin embargo nada parece que se soluciona. Todo empieza a cambiar y casi de repente todo se vuelve tan negro y oscuro que me da pavor.
Hoy Tomás me ha dicho que a él le sigue pareciendo útil y buena la palabra Mañana.
Me queda muy lejos, en estos momentos. Tengo demasiado dolor físico y mucha tristeza en el alma.
Ha llegado el momento de que me conozcan. Porque como ya se lo dije a María, aún no me conoce.
¿Todo es por amor? ¿Todo es por dolor? ¿Todo es por cansancio?.
Lo único claro que tengo es que necesito ayuda y contención y no la estoy teniendo, y ya estoy grande como para andar pidiéndola.
Mañana es una buena y útil palabra, pero también existe el nunca más.

No hay comentarios: