Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

17 junio, 2008

...de tu voz



No quiero pensar, no me dejes hacerlo, que tu silencio es la respuesta que ocupará nuesto futuro. Que tus palabras que tanto necesito se hayan presas de manos conocidas. Que tus respuestas puedan ser más allá que voces, ahullidos inhumanos. Deja de pararte tan lejos que no puedo siquiera alcanzarte. Dame protección con tus brazos y aclara tu tristeza que te inunda. Roba la energía del caminante que tiene ansia de perderla. Intenta sobretodo perdonar y dame tu mano como siempre. No calles. No temas. No dejes de soñar. Escucha. Termina todo pero empieza todo otra vez. Como antes. Hazme escuchar tu voz. Si me permites, por favor.

No hay comentarios: