Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

08 abril, 2007

Una maravilla


Bueno, todas las monedas tiene otra cara.
Luego de semejante trago con la Trasobares, quiero presentarles a una cantante brasileña transexual que tuve el placer de escuchar allá por los primeros 90 en Buenos Aires, en un local llamado Teleny, que ya no existe.
Me deslumbró con su poderío interpretativo, y también por su fuerza personal.
La Divina Valeria.
Alejada de las tan manoseadas modernidad y posmodernidad, pero también de los gritos, la histeria, y el mal gusto, viene andando sus canciónes por varios países del mundo, desde los años 70. Y no fue nada sencillo, imaginarán.
Si pueden, intenten escuchar algo de ella. No es nada fácil encontrar su música, pero vale la pena.
El video que les regalo, es de un recital en París, donde presentó su último cd "Ema toma Blues".
Felices huevos de Pascua

1 comentario:

Luar dijo...

Que gusto distinto tiene el prohibido...quizas sea por eso que me gustan tanto las manzanas!!!