Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

30 marzo, 2007

"...y Dios, es una máquina de humo" (F. Paéz)


Estoy vencido por que el mundo me hizo así, no puedo cambiar.
Soy el remedio sin receta y tu amor mi enfermedad.
Estoy vencido por que el cuerpo de los dos es mi debilidad,
esta vez el dolor va a terminar.
Parece que la fiesta terminó, perdidos en el tunel del amor,
y dicen las hojas del libro que más leo yo:
"esta vez el esclavo se escapó".
Me entrego al vino por que el mundo me hizo así, no puedo cambiar.
Soy el remedio sin receta y tu amor mi enfermedad.
Estoy vencido por que el cuerpo de los dos es mi debilidad,
esta vez el dolor va a terminar.
Dél árbol una hoja se cayó, en mi boca la manzana se pudrió,
tendrías que aprender a pedir perdón,
esta vez la cadena se rompió.
Tendrías que aprender a pedír perdón,
esta vez el esclavo se escapó.
Andrés Calamaro

1 comentario:

luar dijo...

Gus,
Todo en la misma foto...Maradona, futebol y tabaco...3 cosas que no me gustan, jajajajaja!!!