Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

23 enero, 2007

Moña

Hay momentos en los que no me importa ser pesado con mis reiteraciones, ni me molesta quedar en evidencia con mis necesidades, ni siquiera tengo el prurito de quedar bien con lo que digo, ni tampoco me preocupa no conocer demasiado a quien recibe mis palabras.
Son esos momentos donde me siento frente a mi ordenador y pienso en la gente que me interesa mantener a mi lado.
Esas personas que me nutren, me enseñan, me aman, me desean, se van, vuelven, me borran los comentarios, me diferencian por "pijo", me anhelan por no hippie, me extrañan desde lejísimo, y me desatienden desde acá cerquita, algunos que ni llamo en todo el año, otros que persigo con palabras, pocos que reciben mis abrazos, muchos que alagan mi corazón.
Y es que yo, soy mucho yo.
Soy pesado, obsesivo, depre, molesto, cargoso, romántico, cerdaco, controlador, egocéntrico, histérico, falaz, medio pijo, sibarita, cansino, glotón.
Me gusta que me alaguen, pero si lo hacen muy seguido me borro brutalmente.
También soy un tío que busca una cosa: la felicidad.
Por ello siempre me enorgullezco de mis amigos, los que quiero desde hace mucho tiempo, y los nuevos, aquellos a los que quiero desde hace poco.
Y como esto va de moñerías, sólo quiero aclarar que no me cansaré de decir cosas bonitas, de escribir sobre mis mejores sentimientos, de certificar una vez más que tengo preferencias (y me la banco), de llevarme como hermanos con los Colores de los angeles del Cielo, de añorar abrazos azules, gallegos, y sobretodo (claro) catalanes.
¿Me estaré poniendo viejo?.
No.
Creo que me estoy dando cuenta de lo valiosos que son todos ustedes.
Merci.
Y de res por todo.

4 comentarios:

Dr Infierno dijo...

Gus, eres muy pesado, tienes toda la razón. Pero cómo tú bien dices, si a ti no te importa... pues adelante

Abel Asvir dijo...

Eres como una de esas polillas que, cegadas por la luz, se estrellan una y otra vez contra el mismo aeropuerto, y que mas dá, acaso no tenemos derecho a elegir nuestro propio veneno, me parece muy bien! y muy digno! y me encanta! Yo, como animal de esta selva, te ofrezco manos, palabras, puñetazos o insultos, que de todo habrá, mientras brindo por ti con gasolina!!!

luar dijo...

Brindar con gasolina...opsss...cuidado nada de fuego!!!!

luar dijo...

Gus, pelo pouco que te conheço podes continuar a ser como és...bom naquilo que sabes fazer de melhor...independente de como o faças!