Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

29 diciembre, 2007

Auguri



FELICE ANNO NUOVO

25 diciembre, 2007

Merry Christmas


Pedís la verdad?
Te falta la "a"?
Tamara la má?
Se vive de más?
Mostrámela acá?
Caballa a la sal?
Feliz Navidad!

19 diciembre, 2007

Esperanza

Realmente a menudo los seres humanos nos vamos atontando de tanto tener y tanto poseer, olvidándonos miserablemente de que en definitivamente, más allá de oropeles, mesas fastuosas, cuerpos espectaculares, viajes sin tiempo, la vida de cada uno de nosotros en resúmen casi no tiene ni sentido, más allá de todo lo que intentamos retener, nuestro cuerpo y nuestra alma es lo único que poseemos.
Hubiera sido más fácil negarlo todo e irnos a una montaña a deambular comiendo raices y cubrirnos del frío en una cueva, pero eso ya ni siquiera funciona.
Por eso vivimos en medio de esta vorágine de competiciones y barreras en una directa ida y vuelta hacia lo que definimos con bastante lujuria como éxito.
Y en ciertos momentos, como de lucidez, cuando quizá un mal momento nos hace pensar un poco hacia donde estamos poniendo toda nuestra energía, ahí justo, en ese instante donde todo parece murmurar en contra nuestra, donde ya las piernas no aguantan, y la mente necesitas de decenas de pastillas para darte ánimo al menos para despertar, lavarte y esbozar media sonrisa frente al espejo. Ahí en ese instante de semi claridad, nos damos cuenta que no importa nada el dinero, ni lo que queremos, ni lo que sentimos que nos hace falta, y todo se vuelve fútil, insignificante, innecesario, sin sentido, banal.
Es cuando inesperada e inevitable, aparece la realidad de la verdad más humana y en esencia somos nosotros. Simplemente en ese instante donde nos tocamos, y nos sentimos.
Es cuando, quizá sentados en el sofá, tomamos de la mano a alguién que sintetiza todo nuestro amor, y nos fundimos en un beso, o simplemente sentimos.
Es cuando, leemos de lejos las palabras de nuestros amigos lejanos, que necesitamos tanto, que queremos tanto.
Es cuando, a altas horas de la noche, llamamos a esa voz que es como una nana de medianoche, casi madrugada, para que nos ensueñe, y nos enseñe que estamos juntos.
Es cuando, descubrimos en los ojos de alguién que ese, sea tal vez un casi si, si nos dejamos.
Es cuando, nos damos cuenta que todos los días estamos contando en el almanaque imaginario los días que quedan para el no menos que imaginario 25 de enero.
Es cuando comprendemos que no importa los malos augurios, los juicios, ni los que ahoran no dejan de tragar bilis, cada vez que pronuncian tu nombre. Hay más vida que nos pertenece y vamos a por ella.
Es cuando nos decubrimos y entendemos como somos utópicos, necesarios, y que tenemos todo el futuro por delante, porque tenemos esperanza.

17 diciembre, 2007

Pre aviso

EL 2008 VA SER A TOPE!



"...Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma,
en lugar de esperar que alguien le traiga flores..."
(Jorge Luis Borges)

15 diciembre, 2007

Ojos

Cuando abras la puerta blanca de esa casa que tanto soñamos ambos, indistintamente sabrás que ha llegado el tiempo de la cosecha.
Cuatro manos arrastraban tu cartel de figurante famoso en la caravana de allí, y sin embargo solo me tenías a mí, y gracias que justo cuando te dabas la vuelta puse los brazos adelante del muro que te rompería la cara.
Dejaste las charla para luego, decidiendo sabiamente que momento es el oportuno para el amor y más, y tus ojos se me clavaron como dulces espinas en el fondo del cuerpo, salpicándolo todo, ¿y que?.
Bajo las sábanas la tierra se hizo arena y el agua, mar. Más allá ya no supimos siquiera especificar el bien o el mal, sin más. Y soñamos.
¿De cuántas preguntas está contenida una frase?.
Tu pusiste azúcar al café.
Los libros nos están esperando de nuevo.

03 diciembre, 2007

En campaña


SI TE GUSTA PUEDES VOTAR POR ESTE POST AL FINAL DEL TEXTO. GRACIAS.

Eran las doce, comenzaba 2007, y entre el ruido de los petardos y la descorchada de champagne mi mente empezó a hacer un recuento de cada uno de mis amigos que tenía lejos. Luego de la innevitable melancolía de las festividades de fin de año, me imaginé viajando a Washington a abrazar a Fabián; despertándome en la costa de Rimini con olor a mar aturdido por el bocerío de los pescadores, junto a Michelle; hacer un té en Londrés con Jose Angel y Simon; y prometí a Federico, Alicia y Alejandro, que mi casa de Madrid estaría abierta en las próximas Navidades para todos ellos que iba a dejar en Argentina.
La vuelta a Madrid fue lo esperado, trabajo agotador, poco descanso, muchas broncas. La cotidianeidad que lleva al cuerpo a extenuarse y que tan poco hacemos caso.
Los días pasaban lentamente, la imaginación me superaba. En el otoño europeo fui y vine de Barcelona con el caos actua aún emergiendo. Me perdí en la Barceloneta buscando algo que me llevó a la derrota. Nada.
Una tarde calurosísima de verano en Madrid, de vuelta al trabajo, recibí una llamada de Fabi que me contaba que tal vez debería viajar a Bruselas a presentar un proyecto a una conocida marca textil. La fortuna de reencontrarme con un amigo al que no veo personalmente desde hace 10 años tomaba forma. El verano podría ser menos fastidioso sabiendo que quizá en Julio o Agosto se de el ansiado encuentro, ¿quizá para septiembre justo para mi cumpleaños?. Sería genial.
Pero cuando más ansia, más cuesta después la pinchadura del globo.
El proyecto se cancela, y con él el viaje a Bruselas de Fabián.
Me da un bajón tremendo, las vacaciones de verano ya no tienen ningun sentido, el trabajo vuelve a ser la misma carga inmunda de todos los días.
Me recluyo nuevamente en Barcelona, en el ático de la calle Caspe. Playa y libros. Me frustraba más de una vez, cada vez que volvíamos a hablar con Fabi.
Pensé las decenas de dificultades que acarreaban que fuera yo el que viajara a Washigton.
Pero las condiciones no eran las convenientes.
En octubre empezamos a sentir que tal vez la cosa no fuera tan sencilla, que el dinero no fuera suficiente, que el tiempo que dispondríamos no sería el necesario, que su trabajo sería a ciertos efectos un estorbo.
De pronto aparece en escena mi madre, que me propone venir a Madrid a pasar las fiestas de fin de año, cosa que trastoca por lealtad y cariño cualquier posibilidad de encuentro en Madrid con mis amigos de la WDC.
Y en esas estamos con la ilusión de necesitar vernos después de tantos años, la posibilidad del encuentro telefónico, la poca coincidencia en Argentina, y el sueño de que quizá en 2008, de algun forma pueda por fin darle ese abrazo que hace 10 nuestros diferentes destinos al mundo, pospuso.
El día del encuentro llegara, ya ha pasado todo 2007 preparando un viaje que no puso ser, todo el año ha estado surcado de esa ilusión.
Este año, así como empezó, así terminará: el recuerdo de dos amigos que siempre están en los momentos oportunos.





Promocion Navidad


02 diciembre, 2007

El principio de todo


Ahí estás esperando, con la sonrisa perfecta y las dulces palabras que heredaste sin problemas, porque para tí todo es posible, y gracias que te tengo a mi lado para acompañarme. Un poco más de tiempo y espacio es lo que necesitamos, más tardes de chimenea y chocolate, al calor de nuestros besos y el mecer de nuestras palabras. Dos manos que toman la infinidad de los corazones y no hay límites que imponga nadie.

¿Qué más? ¿Para qué más?.

Dicen que el tiempo del amor a terminado. Pobres aquellos que se atreven a pregonar tamaña falacia!!!

Un poco más despacio para que dure más, pero no menos lento. Te extrañaba tanto que ahora que te tengo cada día más cerca me lleno de emoción y desaparece todo lo malo. Como Don Quijote o Juana de Arco, ¿que problema puede haber si existe el amor?.

Quizá sea útil para algunos pronosticar el fin de los tiempos. Pero gratuito suena ante nosotros que tanto futuro nos está llegando. Y es lo que merecemos.

30 noviembre, 2007

Arroz con pulpo


Tensando las manos antes de cortar la cebolla, que lagrimará mis, con el rojo del pimiento chorreante, y el agua a punto de salar, vapores que inquietarán los arroces blancos de la mañana fría y bellísima que me pone de tan buen humor dentro del reino infinito de mi vocación amante de sapiencia, locura, deseo, y agilidad para cocinarte lo que me pidas en un plis plas.

Y pienso en que a menudo lo más fácil para ciertas personas es borrar la gente que molesta su opinión. Dan por sentado que injuriando o falseando la realidad, su poder abarcará a toda la realidad del mundo, como hace el PP con sus gritos contra el gobierno, como hace la mafia con quién quiere evitar.

Alguién ha dicho que allí donde no importa el dinero, exite el corazón. No importa demasiado los silencios organizados, los tratar de ocultar verdades, las mentiras orquestadas, las copas de bilis a las 2 de la madrugada, no tiene ni siquiera sentido para la verdadera esencia de algunos que se confunden bastante a menudo que luego arrepentidos volverán avergonzados a intentar sentarse a tu mesa.

No pasa nada. Don´t worry.

Hay más mundo allende los mares, siempre lo hubo y lo habrá.

Barajaremos las cartas de nuevo, sentados a la banca, después de la mala racha, sabiéndonos dueños absolutos de nuestra presencia, estigmatisando, por caducos, los bajos instintos de otroras pasajeros de un mismo bagón, y volveremos a conducir con toda seguridad los altas velocidades que nos llevan siempre al mismo destino: ese futuro que simplemente nos pertenece.

Atrás quedaron muchas cosas, y quedaron algunos que sin saberlo se perdieron por ignorantes del estreno mundial de la gran película que es en realidad la que no cambia, de aquí a allí y cuando menos los esperes allá.

Pobres necios, blandos enanos, tibios ignorantes, seres que en realidad sólo pueden tenerse entre ellos, abroquelados contra ESE que simplemente pueden envidiar por poseer el fruto maduro de la libertad más allá de cualquier asociación de límite inimaginable.
Las cebollas y el ajo primero, y luego el pimiento, arroz, caldo de pescado y un poco de pulpo, y fuego, que quema y purifica y llena de luz desde hace rato.


23 noviembre, 2007

Haceme una autopsia!



¿Se acuerdan del hermano gay dueño de la funeraria de "A dos metros bajo tierra"?. Pues ha estrenado nueva serie "Dexter", o mejor dicho la ha estrenado su protagonista Michael C. Hall. La cosa va de un tío, el tal Dexter, que cuando niño fue maltratado y abandonado por sus padres, y ahora es un exitoso e importante forense patológico... pero bajo su carismática personalidad, se esconde un lujurioso asesino, fetichista de la sangre, que disfruta comiendo (se lo ve en reiteradas escenas en bares, restaurantes o devorando todo lo que se pone a su mano). En fin, que la serie es muy interesante y él, que ya venía haciéndome pensar desde su anterior serie, está que se sale. Muestra un poco de carne de vez en cuando y a la vez tiene un perfil sexual muy divertido, ya que según las propias palabras del personaje "no le interesa el sexo" y tiene una especie de novia guapísima (a la que cuida muchísimo y adora a sus hijos) que es fóbica sexual ya que es una ex-maltratada por su marido. No se la pierdan, pero mejor dejen a Dexter solito.

15 noviembre, 2007

Ese breve espacio en que no estás




Hace muchos años, en un piso inmaculado por la pulcritud y el sol del Río de la Plata, lo comprendí todo.

¿Que era más importante en la amistad que la devoción?.

¿Podrías acaso separar a dos amigos el gusto sobre tal o cual cosa, o la opinión distinta en un mismo tema?.

A menudo la vehemencia de los pocos años confirman nuestra identidad, avasallando al prójimo, como si fuera un combate de todo o nada, oscureciendo lo que el tiempo venidero florecerá. No importan los kilómetros ni las espacios, ni siquiera una borrosa imagen de poderío, ahora ya menor, incluso inexistente de tanto amor, tanto que acostumbra el "te quiero" de la despedida, esa que rememora los mejores años de aprendizaje, construcción y pérdidas.

Una vez, sentado a tu lado descubrí mis sueños, fantaseando juntos sobre un futuro inmenso que no íbamos a dejar truncar por nada del mundo, recomponiendo puzzles de miedos e inseguridades, agobiados de tanta mediocridad soberana, indefensos ante los juicios, las condenas, las palabras que para nosotros no eran nada más que bobadas.

Tarde años en darme cuenta de lo que te necesito.

¡Tengo tantas ganas de perderme en tus palabras y llenarte de las mías!.

Quiero que nos idioticemos de complicidad, llenos de esa libertad que apenas conocen algunas personas, sabiendo que no importa para nada cuidar nuestra imaginación, nuestro deseo, sin límites de pruritos, ni condiciones sociales, allá en ese espacio donde sólo habita nuestro encuentro, demorado por la vida que más allá de fronteras y visados, nos volvió a juntar, como hace años cuando soñábamos con salir de ese cajón amargo y sucio que se llama oscuridad.

Si pudiera intentaría poner en palabras bellas todo lo que sabes que llevo dentro.

Si supiera haría un molde tuyo y lo pondría cerca de mi mesa para que nunca se vaya.

Por sobre todo, vos y yo.

Como otros, como nadie.

En ese único y hermoso espacio de los dos.

Caminos y destinos

Blancos, negros, grises, en un mundo lleno de mierda, de estafadores de bolsillos llenos de billetes y credibilidad de Opus, de amistad de corruptos, signos evidentes de alcohol e infidelidad, creyendo que sus abultadas cuentas bancarias pueden desmoralizar a los demás, comprando favores a golpes de talonarios, olvidando que a todos les llega su juicio,
infidelizando de boquilla porque ya ni meten, cagándose en Dios,
sin olvidarse de ir a misa o persignarse en cada delito,
ni siquiera se salva quién duerme en su misma cama.
A todos alcanza el brazo largo de la Ley,
más alla de cabreos, amenazas y nuevas amistades que duran lo que una vela.
Muchos caminos hay dispuestos, pero las fronteras no están abiertas para todos.
Que gran momento para la Justicia, dentro de poco más de cuatro se van a limpiar el culo
con papeles mugrientos.
Cuánto más menosprecien más pagarán.
Eso es la democracia, algo que sólo aceptan si gobierna su partido.
Por suerte hay millones que nos reimos de sus descalificaciones y sus gritos.
Y seguimos amando, que es lo mejor que tenemos.

06 noviembre, 2007

Rehabilitando lentamente


Miércoles de bisturís con escenas frías en un quirófano, dolor inmenso, incomodidad, miedo, después de todo no todos los días nos enfrentamos a una operación donde la anestesia suele ser eficaz y a veces mortal. Tanto nos llenan la cabeza de temores que al final en la cancha nos achicamos como niños ante una bronca. Casi sin proponermelo, a tientas, los efectos y los afectos convergen inevitablemente en todo un momento. Enfermeros y enfermeras, médicos, la que me hace la cama, quién viene a llevarme al servicio, un poco de agua, sueño, miedo, la tele que no se ve, esperar que llamen quienes espero que esperen que está bién. Resultado extraño, calmo de somníferos, dos brazos extraños que me abrazan y me contienen mientras me clavan, y ahí mismo el límite de la vida y la muerte, y de nuevo, a recomenzar.

Un poco de soledad, un gran vacío, muchas preguntas, y un centenar de injustas desapariciones, que no me tranquilizan nada. Que me duelen dentro.

Sin embargo, la vida sigue, y aunque los dolores y las vendas no serán tan fáciles de desaparecer, una ventana abierta al sol y el fresco de la mañana suele ser mejor que varios analgésicos. Y aún así duele tanto una llamada que no llega, un teléfono que no contesta.

Pero hay más bajo las palabras tristes. Hay esperanza, de tartas interminables, cuidados inmensos, sonrisas medio preocupadas que se atentan a mis necesidades, los que siempre están, los de siempre, los que amo tanto.

¿Porqué me cuesta tanto despegarme de las tiras de sangre oscura que prenden mis piernas? ¿Porqué la vida es tan dura?

De cualquier manera, por más que extrañe horrores ese abrazo del alma, hay otros tantos, muchos de más que estaban ahí antes, y que siguen estando intactos de sol y fresco matinal.

Ahora toca rehabilitar todo lentamente.

28 octubre, 2007

Dios nos libre

Reproduzco el artículo Crimenes y pecado de Adrián Murano en la edición 485 de la revista Veintitrés, sobre la Iglesia argentina.


"Hay tests que ponen a prueba el sentido común. Este podría ser uno de ellos.
De las comparaciones que siguen, ¿qué opción le resulta reprochable?
1) ¿Divorciarse o asesinar a personas –muchas veces desarmadas e inocentes– utilizando poder de fuego estatal?
2) ¿Alentar políticas sanitarias que permitan prevenir embarazos no deseados o condenar a muerte a 2.000 mujeres al año por abortos clandestinos?
3) ¿Reconocer la elección homosexual o abusar sexualmente de menores de edad?
4) ¿Abjurar del voto de castidad para formar pareja estable o mantener a una amante realizando estafas con dinero vaticano?
5) ¿Denunciar los abusos de un Estado autoritario o bendecir los crímenes de una dictadura?

Antes de apurar la respuesta, quizá sirva saber qué opina al respecto la Iglesia Católica argentina:
Para la pregunta 1): la Iglesia les niega el sacramento de la comunión a los fieles que se hayan divorciado. En cambio pueden recibir el cuerpo de Cristo asesinos y torturadores, incluso aquellos que hayan sido condenados por crímenes aberrantes de lesa humanidad.
Para la pregunta 2): los obispos argentinos resisten desde púlpitos y documentos la sanción de una ley de salud reproductiva. Su antídoto para prevenir embarazos no deseados es el mismo que desde hace dos mil años: castidad o consagrarse al “ciclo biológico” de ovulación. El aborto, incluso los que son consecuencia de violaciones, es considerado un crimen y una grave ofensa a Dios. En el último año, curas y obispos presionaron para que los magistrados no autorizaran abortos terapéuticos previstos en la ley. Los retrasos en las decisiones judiciales pusieron en peligro media docena de vidas.
Para la pregunta 3): el pasado 15 de octubre el Vaticano suspendió a un cura español que reconoció mantener una relación homosexual. El pasado fin de semana, el diario Página 12 difundió que el ex arzobispo santafesino Edgardo Storni recibe una remuneración especial para religiosos jubilados de unos 7 mil pesos. Storni está procesado por presunto “abuso sexual agravado”. La Iglesia tramitó su beneficio jubilatorio.
Para la pregunta 4): a mediados de 2006, el cura riojano Delfor “Pocho” Brizuela anunció que debía renunciar a la Iglesia de Chañar porque se había enamorado de Nicéfora Maldonado. El religioso sugirió que tuvo que optar “entre sus dos amores” por consejo de las autoridades episcopales de la provincia. En 1981 un juzgado federal de Estados Unidos citó al obispo de Chicago John Patrick Cody para comprobar sus archivos financieros. La Justicia lo investigó por estafas con fondos provenientes de Roma que habrían sido girados a la cuenta de una amante. Reconocido por su habilidad financiera, Cody fue un hombre cercano al papa Pío XII. Murió en 1982, y, pese a estar en la mira judicial, fue velado con honores. La Iglesia renunció a seguir investigando el caso.
Para la pregunta 5): el obispo riojano Enrique Angelelli murió en 1976. Angelelli fue un crítico tenaz de los abusos del Estado represor, y solía irritar a sus pares marcando la inacción de la institución frente a los atropellos de la dictadura. La historia oficial, difundida y defendida desde entonces por la Iglesia, sostiene que Angelelli falleció en un accidente de tránsito, aunque investigaciones recientes indicarían que podría haberse tratado de un crimen perpetrado por paramilitares con la complicidad –por silencio, omisión o delación– de otras autoridades cristianas de la época. El pasado 11 de octubre, el Tribunal Oral de La Plata condenó al sacerdote Christian Von Wernich por haber participado de siete asesinatos, 41 secuestros y 31 casos de tortura durante la última dictadura militar. Así se convirtió en el primer miembro de la historia eclesiástica que fue condenado por crímenes de lesa humanidad. Al cierre de esta edición, una semana después del fallo, la Iglesia Católica aún mantiene a Von Wernich en su staff de pastores.
Se sabe: las comparaciones son odiosas. Pero también pueden ayudar a aguzar el sentido común. Y, en este caso, dan pistas para comprender por qué la Iglesia argentina, la institución más extendida e influyente del país, se convirtió en el paradigma de un modelo hipócrita.

Los números son contundentes. Según un trabajo del Consejo Episcopal Latinoamericano elaborado a mediados de este año, la Iglesia perdió casi un 20 por ciento de fieles en tres décadas. El dato, difundido durante la V Conferencia del Consejo, preocupó a los obispos presentes. Como especificó en ese encuentro el sociólogo Luis Pérez Guadalupe –uno de los encargados de elaborar el diagnóstico–, la merma “permite concluir que la Iglesia Católica está perdiendo el monopolio religioso en América latina”.
La situación regional tiene su correlato local. Según cifras elaboradas por el Episcopado argentino, el país ostenta unos 35 millones de bautizados, pero sólo dos millones de ellos asisten a misa con regularidad. La diferencia entre fieles “activos” y “pasivos” da una magnitud de la sangría. Pero no la explica. ¿Por qué la Iglesia, que influyó en el país desde su fundación, está perdiendo adeptos en las parroquias e interlocutores de peso con aspiraciones de llegar al poder?
En el gobierno que preside Néstor Kirchner gustan ufanarse de haber colaborado con la crisis de imagen que ostenta la Iglesia a partir de la guerra de nervios que el Presidente disputa con el jefe episcopal, el cardenal Jorge Bergoglio. La lectura, aunque exagerada, tiene sus puntos fuertes. Los combates frente a frente entre Kirchner y Bergoglio muchas veces obligaron a los fieles de uno y otro a tomar partido. Siempre de manera velada, Kirchner no se privó de criticar a Bergoglio durante la campaña electoral de 2005 que terminó de consolidar el poder K. Por su parte, Bergoglio apostó y ganó con la candidatura de Joaquín Piña en Misiones, y arrimó a la oposición para que compitieran juntos en la Capital. Aunque el segundo intento fracasó –la bendecida coalición Telerman-Carrió no llegó a disputar la segunda vuelta–, el jefe de la Iglesia se tomó revancha con el triunfo de Mauricio Macri, quien estuvo acompañado por uno de sus cuadros más preciados: la vice Gabriela Michetti.
Forjado como cuadro de Guardia de Hierro, Bergoglio se muestra cómodo chapoteando en el barro de la trastienda política. Pero suele patinar cuando tiene que saltar a la política de superficie. En esos casos, el cardenal suele caer en el peor de los pecados políticos: la defensa corporativa.
El último derrape fue el tibio comunicado que sucedió a la condena de Von Wernich. Con su firma y la de los monseñores Luis Villalba, Agustín Radrizzani y Sergio Fenoy, el Episcopado se mostró “conmovido” por el fallo pero redujo la responsabilidad del capellán de la Policía Bonaerense a una cuestión personal: “Reiteramos, una vez más, lo que expresamos los obispos argentinos: ‘Si algún miembro de la Iglesia, cualquiera fuera su condición, hubiera avalado con su recomendación o complicidad alguno de esos hechos (la represión violenta), habría actuado bajo su responsabilidad personal, errando o pecando gravemente contra Dios, la humanidad y su conciencia’”.
En apenas tres párrafos, el jefe de la Iglesia desperdició la oportunidad histórica de reconocer la complicidad de la institución con la dictadura y reconciliar a los nuevos pastores con la sociedad argentina que aún clama justicia por aquellos crímenes. En lugar de eso, Bergoglio manipuló un comunicado light y aún no propició ninguna condena canónica contra el cura: Von Wernich, preso y condenado, aún puede dar misa.
Algo similar ocurrió hace dos años con otro capellán ligado a los nostálgicos de la represión. En los albores K, Antonio Baseotto sugirió que el ministro de Salud Ginés González García calificaba para ser atado a una piedra y arrojado al mar. La frase de Baseotto pretendió ser una respuesta a la política oficial de educación sexual responsable y al reparto gratuito de métodos anticonceptivos. Luego de un enérgico repudio del Gobierno, el Vaticano corrió a Baseotto de la vicaría castrense, pero el episcopado local, con la venia de Bergoglio, le permite seguir oficiando misa en distintas parroquias de Belgrano y Villa Devoto. En ese caso, como ocurre ahora con Von Wernich, el jefe episcopal dilapidó la posibilidad de promover una sanción ejemplar. Salvo, claro, que Bergoglio considere que haber bendecido crímenes de lesa humanidad o sugerir un “vuelo de la muerte” para un ministro no sea motivo suficiente de excomunión.

Las oscilaciones de Bergoglio entre la política de los mortales y la protección de los intereses divinos suelen despertar suspicacias a dos puntas. El comunicado del caso Von Wernich, por caso, recibió críticas por ambos flancos. “En la década del ’70 no hubo una división del pueblo argentino. Por el contrario, el pueblo nunca estuvo más unido frente al ataque subversivo, y de ahí su fracaso”, se exasperó Juan Olmedo, un ex asesor legal del Arzobispado de Buenos Aires y defensor militante de la dictadura. En su misma línea, el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, sermoneó: “A veces el que tiene poder se olvida de que es una criatura y se cree un pequeño Dios”. Aguer y Olmedo representaron durante el fin de semana a la avanzada de religiosos y laicos de ultraderecha que ven en Bergoglio a un tibio “liberal” reformista más interesado en la política de palacio que en la recuperación de los valores cristianos. En la otra punta se escucharon las voces críticas de los párrocos Eduardo de la Serna y Rubén Capitanio, quienes reclamaron una sanción al sacerdote condenado y un gesto enérgico del clero. Enrolados en distintas corrientes progresistas ligadas a la pastoral social, De la Serna y Capitanio dialogan con el obispo Jorge Casaretto, uno de las pocas autoridades episcopales con puertas franqueadas en la Casa Rosada.
En medio de esos dos frentes, Bergoglio juega al equilibrio. Con ese estilo, en 2005 estuvo a punto de sentarse en el lugar que hoy ocupa Benedicto XVI. Fue su momento de gloria. Pero no pudo ser. Un e-mail se esparció por la casilla de correo de los 114 cardenales que debían elegir al sucesor de Juan Pablo II. El correo electrónico contenía un artículo publicado por Horacio Verbitsky en la edición del diez de abril. En esa nota, el periodista acusaba al candidato argentino de haber pertenecido a Guardia de Hierro, de haber cultivado buenos contactos con el almirante Emilio Massera y otros jefes de la dictadura militar. Lo que ocurrió después ya se conoce: los cardenales eligieron a Joseph Ratzinger y Bergoglio se quedó en la puerta del papado. Quienes lo frecuentan dicen que en esos días el cardenal se convenció de que el gobierno argentino le había birlado la oportunidad de su vida a través de una cadena de e-mails. Y que entonces decidió contraatacar.
De ser real, la historia asusta: todos saben que la ira y la venganza son dos de las peores tentaciones del innombrable."

23 octubre, 2007

Dream



He tenido un sueño, cargado de ilusión y deseo, áspero de incertidumbres, vacío de frialdad, abrazando una almohada casi personal, impropia de sentimientos, cargada de destino.

He tenido un sueño que me retrotrae a años atrás donde la mentira y el miedo pudieron con el amor, desabrochando todo lo conquista en días de sol en Barcelona y Madrid.

He tenido un sueño que insta mis pensamientos a tomar carrera, y ganar la partida a la imaginación, comprendiendo que la vida es muy extraña, y las personas cambiamos, ¿o no?.

He tenido un sueño pedido, que se repite últimamente como obligado, repitiendo una hermosa sensación de plenitud y seguridad, salpicando de metas mis días de cama y espera.

He tenido un sueño esperado, como nos dijimos que esperábamos, como quizá lo hayas tenido tu, confuso pero presente, aunque las cosas no sean tan fáciles, que nunca fueron de otra manera.

Hoy he tenido un sueño. Un sueño contigo.

19 octubre, 2007

Uno de los tres mejores del mundo




En una noche fría en París, Los Pumas nockearon a Francia en su campo por un contundente 34 a 10. Con esto el equipo argentino por primera vez en su historia llega al podio, el tercer lugar, en un Mundial de Rubgy. El partido fue durísimo, hubo mucha garra, y también mucha pelea, con excesivos roces y golpes que derivaron en dos tarjetas amarillas para Los Pumas. Aún así, el equipo fue netamente superior a los franceses y lo demuestra el resultado.



Hoy todos los jugadores argentinos han hecho un partidazo. Felipe Contepomi ha marcado 2 ensayos, y Juan Martín Leguizamón luego de su tarjeta amarilla ha impulsado al equipo argentino a rematar el partido, Horacito Agulla ha estado que se salía, y Juan Martín Hernández a recuperado su seguridad.





Desde mi sofá, he gritado los tantos como nunca, con alegría. Me ha dado mucho gusto que un equipo donde varios de sus jugadores son amateurs, haya podido demostrar con esfuerzo y un gran juego, lo bién que salen las buenas obras.



Me gusta mucho el Rugby, me divierto también ironizando con los jugadores, pero además ha sido un gran estimulante para estos largos 30 días en que pude disfrutar de este Mundial.



Tendría una larga lista con las que crear complicidad con algunos amigos sobre Los Pumas, junto Fabi y Vicente lo hemos gozado a pleno. Ya quedarán para un "petit comité" las palabras.




¿Para que más?. Ya estaba todo dicho.
Ha brindar con champagne francés.

18 octubre, 2007

Papá


Hoy hizo un año de la muerte de mi padre.
Estuve todo el día pensando que se murió y espero que esté en algún sitio donde nos pueda ayudar un poco. Yo siempre imagino a mis muertos como ángeles que pululan a mi alrededor, vigilantes, que me guían aunque cada tanto me den una bronca poniendo la pata de la cama en medio de mi dedo pequeño del pie o volcando el paquete de azucar de mis manos en el suelo recién limpio de la cocina. Me gusta tenerlos a mi alrededor, sobretodo a la noche, sentirlos chismorrotear de mí sobre mi cabeza.
Hoy, después de más de quince días de problemas de salud, visitas a variados facultativos, medicinas, y análisis diversos, y por primera vez en este tiempo, me he sentido con un poco de ánimo. Y eso que sólo he tenido que recorrer Madrid de Legazpi a Arturo Soria para llegar puntual a la consulta de dos doctores.
Pensé entonces que quizá mi viejo, algo habría aportado a este estado de claridad mental que hoy me ha asombrado.
Probablemente sea sólo una necesidad de poder seguir contando con él. De todos modos me parece más apropiado, que la misa que mi familia le dió en Buenos Aires. Comprendo que para ellos haya sido importante recordarlo así. Personalmente, me resultó más fácil aventurar algo incierto, y en vez de pedir, saber que estaban ocurriendo cosas por su buena obra.
¿Acaso sólo los santos pueden hacer milagros?.
No sabría decir si es un día triste, más bien evito que así sea. No he llorado, raro. Y me he sentido positivo.
Quizá sea lo que el deseaba. Quizá esté empujando para que lo logre.
Es extraña la sensación de acostumbrarse a decir: mi padre se ha muerto.
¡Que monótona se vuelve esa frase, tan fría e impersonal!.
Pero es la realidad: mi viejo se murió hace un año.
Hoy, seguramente, ha ayudado a sentirme mejor.

15 octubre, 2007

Ajenos ojos



"Alguién puede tratar a otro como si no tuviera valor, pero su valor permanece. No está dentro del poder de un ser humano el quitarle a nadie su verdadero valor. Igualmente, yo no puedo declararte a ti tu valor. Sólo puedo decirte que te valoro como a una persona. También espero que otros te valoren como persona. Sin embargo, al final, eres tú quien tiene que encontrar la fuente de tu propio valor y aprender a valorarte frente a la adversidad.

Por ejemplo, conozco individuos que me aborrecen intensamente (y posiblemente yo les he dado una buena razón para que así sea). También recuerdo cuando yo solía aborrecer intensamente a gente. Dejé de hacer eso por una sencilla razón: entre más me disgustaba una persona, mayor control tenía sobre mí. Finalmente se me ocurrió que había dado el valor de quién soy, a la opinión de esa persona, y estaba viviendo de la mala opinión que ellos tenían de mí. Pensé que no podía hacer nada en este mundo porque no tendría valor.

Cuando me moví en otra dirección, me di cuenta que había otras personas que sí me valoraban. De un lado tenía valor y en el otro no lo tenía. Miré esto más profundamente. Miré mis propias acciones y me di cuenta que estaba pretendiendo darle gusto a otros: "si hago esto, ellos me querrán; por lo tanto, lo haré". Logré que esas personas en particular me quisieran, pero había allá afuera algunas otras que no me querían, porque logré que las primeras lo hicieran. Estaba empezando a volverme loco (no iba a ser un viaje muy largo, porque de todas formas es una locura empezar a hacer eso).

Se reduce a dos palabras: yo soy. No me importa la que alguién más ponga después del "yo soy". Ellos pueden decir, "yo soy violento" o "yo soy feliz". A la parte que yo escucho es "yo soy". Es el "yo soy" que nos hace presentes."

John Roger

14 octubre, 2007

The dream is over

No se pudo.
Los Pumas fueron derrotados por Sudáfrica sin ningún tipo de objección. A pesar de haber luchado hasta el final, a los argentinos les ha pesado el rival, sus errores, y los nervios. Una pena desde un punto de vista, y un gran triunfo para el rugby de Argentina que por primera vez llega a las semifinales de un mundial.

Mucho he hablado de los jugadores, muchos de ellos me han dado que hablar, para homenaje final les voy a dejar con una fotito de Juan Mártin Hernandez.

Agradecido.

El chico es una bestia en el campo, y una bestia fuera.

¿Quién podría negármelo?.



12 octubre, 2007

Ojalá sea posible

Debajo simplemente de una palabra que arrastra el deseo exacto, puedo encontrar la vida, que a tontas y a locas vivimos, casi mejor trancurrimos, sin importarme tanto el presente, algo preocupado con el pasado y excesivamente optimista del futuro.
Así, por esa impúdica sensación de telenovela que transmite mi entorno, cada capítulo se va delineando con los golpes que bien o mal llevados empiezo a darme cuenta que debería haber contado. Desiluciones, muertes, heridas, separaciones, engaños, miedo.
De repente estoy envuelto en el clamor ambicioso de no estar solo, ¿comprendiendo como tal qué cosa?, ¿viajes inoportunos?, ¿palabras cada vez más bellas?, ¿imaginería popular?, ¿busqueda caprichosa?.
Y en esa maraña de preguntas, las claves se dibujan, borrosas aún, cuando más sólo siento que me han dejado todos los que apoyé, escuché, amparé, en ese instante que menciono con tristeza, envuelto en la horrible inmovilidad de la enfermedad, la convalecencia y exactamente el miedo a volverme loco, justo ahí, de no se donde muy bien, llega la claridad.
Me convierto simplemente en un ser humano, dueño de su propia vida, que la va a disfrutar, sin ningun miramiento de deuda hacia nadie, ni siquiera hacia quienes más quiero, porque me he dado cuenta, que la vida es una y no da para más este torrente de dudas que se apoderá de mi hasta para tomar la bocanada de aire que ya pasa y permite la siguiente.
Si de todas maneras la muerte es la compañía que menos juicios nos va a promover, la que no me preguntará nada en el momento que me gane la partida, y espero que de eso aún quede un largo trecho.
¿Para que la preocupación porque tal o cual a quién extrañas ya ni siquiera levante el telefono? ¿para que la desilución con los glorificados y los ímberbes? ¿porqué preocuparse por situaciones que ya hay otro capacitados para resolverlas? ¿porque imaginar y fantasear, si puedo vivir realmente?
Entonces empiezo a sentir gratitud, por muchas más cosas y por muchas más personas, que los pocos problemas o conflictos que me rodean, o los que ya ni se atreven a mirarme a la cara.
Me agradezco a mi, fundamentalmente por ser un sobreviviente, por nacer y renacer y seguir naciendo, allá o aquí, o donde fuere.
Agradezco a los que ya no están, a esos amigos que me dieron la lección de vivir, los que no pudieron sostener la esperanza, los que fueron vencidos por si mismo, que le tiraron la toalla a la muerte insospechada, a quién me pidió que sólo fuese feliz, a quienes seguramente me cuidan.
Doy gracias a los que están, los viejos conocidos, y las nuevas generaciones de amigos y familia líquida, que nunca tuve problemas de generar, ellos quizás en estos tiempos se estén llevando la peor parte, pero una vez unos y otras veces otros. Y también agradezco a los que se borran, los que intimidan, los que amenazan, los violentos, los mediocres, los desmemoriados, los insultantes, que me enseñan que no valía la pena compartir mi vida con ellos. Cada uno sabrá.
Pero casi con más emoción agradezco a aquellos que me hicieron sentir amor y me convirtieron en un hombre, con la consecuencia y resultante que tuviera esa sensación: a Jorge, a Roberto, a Pablo, a Carlos, a Sergi, y especialmente a Michelle.
Gracias.

10 octubre, 2007

Christian von Wernich, te ha llegado lo tuyo



En una sentencia histórica, un tribunal de La Plata, en Buenos Aires, Argentina ha sentenciado al sacerdote Christian Von Wernich a cadena perpetua por el asesinato de siete personas y la tortura de otras 32, además de 42 casos de secuestro durante la dictadura que asotó el país desde 1976.

Lamentablemente son sólo unos pocos los asesinos y torturadores que están enjuiciados y encerrados, y miles los que aún se mueven cómodamente dentro de la sociedad argentina, a la que cada día le crecen nuevos santos salvadores de la patria, que en pocos años volverán a defraudar, y así la rueda que nunca para.

Que pena de país, pero hasta que la misma gente que lo habita no se mire un poco para dentro y reconozca todos los errores cometidos en conjunto, y que muchos de los responsables son ahora "nuevos" candidatos, o dirigentes sindicales, o empresarios, o asesores, o periodistas, todo seguiré igual, aunque se vaya maquillando cada tanto, con nuevos "milagros". La solución de los problemas está en las manos del mismo pueblo, pero ese mismo pueblo las entrega con los ojos cerrados, año tras año, a la ilusión de tal o cual nuevo candidato que las campañas publicitarias se encargan de endiosar, y así durante años y años, y mientras tanto, cientos de miles de desilusionados, y descreidos en su País, viajamos, dejando atrás todo, a empezar de nuevo a miles de kilometros...aunque siempre estamos mirando de reojo al Sur.

07 octubre, 2007

La cosa viene de luchar

Joder que manera de sufrir esta noche!...pero al final, Los Pumas por primera vez en su historia han pasado a una semifinal en un Mundial de Rugby, hemos ganado a Escocia 19 a 13, aunque estuvimos agobiados un poco en el segundo tiempo. Bueno, de todos modos siempre se sufre, si no es por una cosa es por otra, y lo que importa es el resultado, amén del contrario, los golpes, los errores, los arbitros y demás.
Parece un calco de la vida, los nervios, las angustias, las ansias, los problemas, los adversarios y demás están, lo que importa es luchar y el resultado.
Todo lo demás, me importa un pepino...o un putaparió.
Pumas, hoy me habeis puesto de buena onda.
Gracias nuevamente Felipe Contepomi.
Para Vicente, el de La Haya, y Fabi, el de Santa Fé, y para todos esos gordos según tu abuela.


06 octubre, 2007

Más alto, más


Apenas descubro las causas de este inmenso sopor, me agota pensando en qué de qué de cuales, porqués, me ansío a despertar del sueño que me apabulla por tardes en las que ni siquiera puedo levantar la mirada de la desgana, motocicleando automaticamente mis piernas y brazos para crear algo de sentido común, humano diría, al pasar ineludible de las horas, que se alargan, que pesan, que apabullan ellas también.
Recorro los rincones de la casa, los mismos, aburrido de esperar que todo cambie, intentando obligar a la realidad a deshacer los malos momentos, los malos dolores, los malos ardores, los malos, metiendo energía a base de básicos consejos de médicos, amigos, amantes, familia, extraños, revistas, libros, televisión.
Me duele.
Me puede.
Y a pesar de ello me acomodo un día más con mis terribles fantasmas a la cotidianeidad de la charla animada, la llamada esperada, la compra pensada.
Es ya suficiente.
Pasar del dolor a la necesidad obligada de hacer algo que matice, donde encuentre un poco de relax, un poco de ese descansar que apenas puedo concretar por partes, siempre pensando que viene de lejos que siempre he sufrido y aún no importa, las cosas siguieron su curso normal, normalito digamos, que sin pensarlo me lleva a pensar en que estoy a poco de la salida.
Pero, ¡que alto!...

03 octubre, 2007

Pianista

Lo que puede Marcela.
Dedicado a Pablito, él sabrá porqué.

30 septiembre, 2007

Juan Martín, Horacio, Felipe, y otros chicos del montón


Los Pumas, el seleccionado de Rugby de Argentina, y del cual les vengo dando la lata desde ya hace un tiempo ha acabado su partido de clasificación para los cuartos de final contra Irlanda. Han vencido 30 a 15. Contra todo pronóstico y participando en el grupo de la muerte junto a los locales Francia, la mencionada Irlanda, Georgia y Namibia, han terminado primeros, invictos y pasando a la próxima fase, los cuartos, que jugaran con Escocia. Así nos hemos librado de tener que enfrentarnos con el mejor equipo del mundo los All Blacks, de Nueva Zelanda, que se los dejamos a los franceses.

Juan Martín Hernández se ha salido, ha sido el mejor del equipo, y ni que decir del ensayo del ponderado Horacio Agulla. Felipe Contepomi no ha estado a su nivel habitual, y casualmente dos errores propios han puesto un poco el miedo en el cuerpo cuando Irlanda no paraba de atacar. Pero nada, que se le perdona.

Con lo cansaditos que deben estar.

Allá vamos escoceses, ¿preparados?.

27 septiembre, 2007

¿Cuándo?

En ese preciso instante cuando nuestras miradas se vuelvan a fundir
después de tanto esquivar los corazones
e inventarnos palabras para reorientarnos hacia la nada,
en ese, en ese momento lo sabremos.

24 septiembre, 2007

The same cage: ..."vamos a brillar mi amor"...


Me dispongo de mil maneras a decidir que estado es el que me toca, aplanando los cojines de a cientos de veces, pisoteados de hombros y espaldas, calientes de soportar la fastidia, la ansiedad, la depresión de las 8 de la tarde, la interminable vuelta para conseguir el sueño, con atascos tecnológicos variopintos. Sin embargo la pesadez de cada día preparar el baño, y sacudirme esta modorra de pastillas, variadas, coloridas, insólitas, reiteradas, curables, que me ansían más al saber que ni el efecto placebo puede adelantar los tiempos. Con la mente calesita que me aturde con sus miedos y sus temores, con las piernas tan cansadas como de días de arado, con los ojos nublados de tanto llorar ante la injusticia y el frío al que estoy condenado por los guardianes del tesoro, que apiratados han dejado su humanidad para otros tiempos, e imparte lecciones de incomprensión desde el olvido de sus reclamos antiguos.
Estoy cansado y aburrido, pero también estoy ilusionado y puedo amar. Estoy recluído y monótono, pero ocupándome de lo importante, y puedo leer. Estoy luchando a diario, de forma regular, confuso, creo que seguramente tanto esfuerzo valdrá la pena, y cada vez que pongo un pie en la calle, la vale. Estoy encerrado en mis temores, copias de viejos otros miedos, de antiguas casonas, viejos personajes, malos protagonistas. Alguién me pide que deje de echar a quienes me quieren de mi vida. Que ya es suficiente, y no puedo dejar de sentirme un estorbo en ciertos momentos. La nostalgia me ha ocupado el corazón, ansío llegar a Washingthon el año que viene, y que llegue diciembre en Madrid, y que los estudios de a quién le competan terminen ya, y que llegue el verano y nos juntemos en Europa my friend, y simplemente me sigo buscando entre las fotos del viejo cajón de hace mucho, y no me encuentro.
El otro día alguién dijo que la vida no tiene sentido de todos modos. Yo espero que el día que me muera mi vida tenga tanto sentido que me pueda enorgullecer de toda ella, y no de sólo una parte o de algunos años, o de cierto período.
Es lo que más quiero, que al final la dureza de los caminos que a veces decido transitar no sean sólo el resultado de mis errores, sino senderos de aprendizaje para el futuro del resto de mi vida,
hasta la muerte.
Y los árboles, y el viento, y las hojas, y los pájaros están ahí.

22 septiembre, 2007

La noche celeste y blanca


En Madrid miles de seres humanos recorren las calle de la llamada Noche Blanca, que es algo así como la institucionalización del botellón con algun museo abierto.
En Marsella sin embargo, en su tercer partido Los Pumas aplastaron a Namibia por 63 a 3, poniéndose a un paso de los cuartos de final.
Sin ningun lugar a dudas les aconsejo que pierdan un poco de tiempo en ver aunque sea algun partido de estos. Es un juego bastante duro, sobretodo porque se corta constantemente a base de montañas de sudorosos hombres que aplastan a otro, que debajo aún tiene tiempo para respirar y dar un pase o colocar la pelota en las manos de otro compañero. Ni que decir que los que suelen aplastarlo lo duplican en peso, y eso sumado en varios es lo más parecido a una manada de toros sanfermineros que se te caigan encima...pero debe tener su gustito, imagino.
De todos esos jugadores Felipe Contepomi es uno de mis preferidos (ya lo saben), pero bueno hoy les presento a Juan Manuel Leguizamón, 1.90, 100 kilos, que juega en el London Irish, y que ayudo al triunfo de Los Pumas con dos ensayos, y es el de la foto.
No crean que con este se acaba, porque he estado estudiando el desarrollo deportivo de uno de los wing o full back de Argentina, Gonzalo Agulla, del Hindú, y creo que me dará bastante letra.
Habrá más informaciones en este boletín.

21 septiembre, 2007

Ilusión, ilusión, ilusión

Profano casi siempre desde los lugares más ingratos los momentos felices. Quienes me idolatran me van taladrando a medida que lleno mis huecos. Miro indiferente las horas de la noche que se acercan y me hundo en la melancolía de otro día gris, de decenas de pastillas multicolores que a menudo curan algo y provocan lo demás. Amo en susurros porque la vida puede ser muy extraña. Gozo con la galantería de una cena, adornada de palabras, vacía de deseo, que perpetuo más allá del cuarto, golpeando las paredes blancas con incógnitcas, preguntas, subestimaciones. Espero el apoyo para levantarme, y emprender un poco más de vida para que la verdad razón de todo esto no sea en vano, esa verdadera razón que aún escondo en lágrimas reprimidas, como oleaje calmo, brisa suave. Comunico, no confiezo, y sin embargo me ilusiono de que quizá así pueda ser. Me derrumbo en el rojo sofá esperando con miles de teléfonos a mi alrededor que llamen. Voy y vengo del baño con dolor, como si las piernas fueran de alguien muy mayor, cansado, abatido, frío. Rabio de no entender porqué todo esto ahora. Maldigo a los malditos, mesquinos, maleantes, malevos. Me arrepiento tanto de ser poco consecuente. ¿La vida realmente tiene algún sentido?. Los malos serán buenos más allá, y los buenos seremos malos más acá, ni buenos ni malos, ni tantos, ni tontos. Debes terminar definitivamente de estudiar, terminar con tu pasado, y esperar el futuro. Las ilusiones están listas, preparadas, y me dan tanto miedo. De todos modos, más allá de las rocas, los bosques, los aires difíciles, las monedas de cambio, está tu corazón que me proporciona ese espacio dentro de él por el que día a día hace latir el mío, aunque no tenga ganas de responder.
Y te sigo buscando a mi lado en la cama.

14 septiembre, 2007

Brillante, de labios y carne

Con sudor entrelazados, hablando de eso que tanto queremos, besando ya sin saber si sentimos o fundimos nuestros cuerpos o vendemos nuestras almas por más, muchísimo más, olvidando los tiempos, los ruidos, las noches, los días, obligándonos a ser correctos de humanos nada más. Calentamos las bocas nuevamente con groseras acciones que nos gustan tanto que nos apeamos de los mares de soledad para hundirnos sin ningun tipo de disimulo en eso que a veces algunos llamamos amor. Nos volvemos locos, enloquecemos con las farolas que iluminan la vieja calle donde corremos de la mano, gritando, ahullando quizá, no de dolor, sino de felicidad, pura, dura.
Simplemente las dificultades se hacen a un lado, las barreras se abren, las murallas desaparecen por vientos sosegados, desparramándose de lleno en las putas monjas que husmeaban bajo los pantalones de aquel niño, pero no, no son monjas quienes chupan, sino curas señoronas que corrompen sin importar porqué, de todos modos ellos no creen en el juicio final, sólo lo recitan.
Hasta que aparecemos vendados de rosas, los brazos arriba, agitamos las manos, llevamos como armas nuestros rojos corazones que incitan, y pelean, plantan batalla a los fantasmas nucleares, los de las matanzas, las guerras, las dictaduras. Nos enfrentamos sin dar tregua y al final con dientes, manos, brazos, piernas, rojos corazones, vencemos, y vencemos, y vencemos.
Porque vinimos cantando libre por las calles, emanados de amor, llenos de gozo y gusto, blandiendo sencillamente la brillantez de nuestros cuerpos, de labios y carnes adheridos a otros labios y otros cuerpos adheridos también, y miramos los esqueletos del infierno, y cada vez más brillantes de verdad, pisando las mentiras que otros cultivan. Y hacemos el amor.





12 septiembre, 2007

Não concerne a língua, concerne o amor

Diga treinta y tres

Y se va la segunda!.
Argentina, Los Pumas le ganaron a Georgia en su segunda presentación, luego del victorioso partido inaugural.
Les dimos 33 de mano.

08 septiembre, 2007

The Oracle spoke

Tenemos miedo, jugamos con fuego, volvemos a mentir, hablamos tanto de llenarnos y reclamar vacíos huecos de profundos devenires, soles que apagamos con los dedos con los que hemos apretado las armas de venganza que tanto nos deberían avergonzar, y sin embargo están ahí presentes, aceitadas, vivas,
convulsionadas de nada de nadie,
nadando perecederas sin aromas ya, cambiando apenas frases con la boca cerrada
y el llanto amargo de lo que fue.
Cuando de repente todo cambia.
O al menos es lo que pensamos, creemos, confiamos, deseamos.
Algo que nadie calcula ni maneja, nos devuelve a la superficie, nos alivia el ahogo con aires renovados de flores de ultramar, de mares azules, y colinas verdes que bañan las playas más remotas, lejanas de paisajes televisivos, perfectos en su calma, soleados de maquillaje,
así como todo debería ser.
Una tarde bendita de septiembre nos volvemos vivos de totalidad, cuando unos ojos se clavan como antes se clavaron los mismos, y no nos dimos cuenta, y una palabra se vuelve audible, presentándose impúdica sin temor, como los silencios que siguieron a miles de golpes de puertas pesadas, marcos gruesos, hojas metálicas, que di sin escrúpulos en tus ilusiones.
Y ahí, nuevamente, otra vez, casi volviendo 4 años atrás el tiempo, comienza todo de nuevo.
Recomienza el amor, el aroma, el color de tus ojos, las sonrisas exactas, la bondad, la paz, la ilusión, las buenas palabras, los buenos pensamientos, los juramentos realmente importantes, el deseo de curar, cuidar, amar desde el amor, vivir contigo.
Nada más. Nada menos.

Ay mamita querida!


Primer partido del Mundial de Rugby 2007 en Francia. Stop
Los Pumas 17, Francia 12. Stop.
Ducha. Masaje. Cena. Camita. Stop.
Les dieron vien dados. Stop.
Viva Contepomi. Stop.
(pensando en Fabi, sin lugar a dudas, y antes del invierno)

01 septiembre, 2007

Cuarenta y dos


Quizá si supiera con seguridad que un día, mañana tal vez, se esfume la insensatez que aflora en los seres humanos, y que corrompe las promesas y las vuelve a corromper, pudriéndolas hasta reducirlas a simples cenizas sin valor alguno, quizá si supiera eso, la melancolía que a veces me invade no tendría sentido. Quizá si esa melancolía que inspira mis palabras no exitiese, no abonaría los recuerdos de seres pasados con rostros borrosos como las manchas de tierra en los parabrisas arrasados por la lluvia, ni permitiría abrir compuertas internas conductoras, dirigibles a la poesía, las bellas palabras, las bondadosas imágenes y las no tanto. Quizá si alguién me garantizara que nunca más lloraré ante el sonido de una canción de esas de hace tanto, de las de siempre, renovables, acompañantes, de todo la vida, gritaría al saberlo real, posible, próximo. Quizá cuando pueda comprender la necesidad de hacernos mal unos a otros y darnos sin respiro el peor de los deseos, intercambiando altasonantes promesas, que llevan a nada, simplemente al olvido, quizá, cuando, eso, cuando comprenda, me sentire aturdido de dudas de porqué hasta ahora siempre ha sido igual. Quizá si me faltaran ciertas películas, ciertos lugares, ciertas ciudades, ciertos países, me faltaría una parte de mi. Quizá si no tuviera a mano la mano de decenas de amigos que poblan el mundo irreal y fantástico del ahí estoy cuando me necesites, ya no podría respirar comodamente. Quizá si no comprendiera mis errores, no entendería que los buenos nos convertimos en malos en cuestión de segundos de frustración ajena, y los malos nos volvemos buenos en fracciones de sonrisas y manos amables que acompañan nuestro devenir, mundano, normal, simplemente imperfecto como la mayoría de las cosas de este mundo, salvo que se yo cuales, que tampoco estamos para glorificar lo que tiene fecha de perecidad. Quizá si hoy no fuera posible mañana, tampoco mañana valdrá la pena imaginarse pasado, y así. Quizá me vea más humano cada vez que me dan un portazo en la cara, y que más que amar a menudo hay que calcular, y que prometer es sinónimo de mentir, y que sufrir a veces es lo mejor para bajarnos del pedestal de la arrogancia que nos vamos poniendo ante cada polvo desparejado, entre salto y salto, entre cama y cama. Quizá volvería el tiempo atrás, un poco nomás, para salvar los errores que involucraron a ciertas personas que aún siguen sintiéndose mal, cada vez menos por suerte, por mi mano y mi palabra, quizá borraría las lágrimas de Sergi, o el dolor de Michelle, o tantas circunstancias que ya no tiene la pena aclarar, pero que sería bueno cambiar, para que al menos dejemos de lado los brazos y podamos mirarnos a los ojos. Quizá viajaría más a menudo a ver de cerca a Fabi necesitarlo, tocarlo, necesitarme, tocarme, y a llenar de risa la casa de Federico embobándonos de nada, quizá deba conversar más con César, o dejarme arrastrar por ahí con Alejandro, o bebernos todo el vino con Ali, el que ella desee, el que quiera, sin chistar como siempre hago, ahogándola de agazajos. Quizá los años españoles han cosechado suficiente para sentirme satisfecho como lo estoy, aunque flaquee regularmente, pero bueno, que cosecha de oro!. Quizá el futuro sea tan bueno como el mejor pasado que pasó, y el presente se presente extremo lleno de Snoopys, Micas, Arantxas, Enriques, Pablos, Joseses, capitanes todos del ejército de corazones castizos y no tanto, que a menudo golpean y abro, para soplar todos juntos las velitas. Eso, seguramente.

30 agosto, 2007

Los 29 de Federico

A veces sin proponérnoslo nos topamos con la sonrisa que estábamos esperando en esa cara que quizá nunca hubiésemos mirado con tanta fuerza e insistencia, porque más allá de la distancia está la desconfianza que pesa más, cargando nuestras mentes con juzgamientos y voces de menos, que dividen, y cuando todo ello desaparece, brota, reina, invade la vida,
los ¿que quiero? que no paran y siempre están, a pesar de tanto mar por delante.
Un día antes, o un día después, siempre, aunque las cifras no den.
Felicidades Sister.

Fitsful of love


Cuando las cosas del mundo real, cotidiano me invaden, me cuelgos los auriculares y me lleno de canciones hermosas, suaves, acariciantes, melosas, muchas de ellas están escritas por este extraño cantante, de extravagante imagen y hermosa voz, que enloquece a La Pulgui, y que es parte de mi desde hace un buen rato: Antony And The Johnsons.
Disfruten, que habrá más, proximamente.

24 agosto, 2007

Vamos Argentina, carajo

El 7 de septiembre comienza en Francia el Mundial de Rugby, y los Pumas van en el grupo D con Francia, Irlanda, Georgia y Namibia, y bueno, ya que hemos hinchado para el fútbol, para el tenis, para el basquet, de más está decir que desde ahora y en honor de ese maravilloso deporte que es el rugby, voy a seguir las alternativas de este campeonato...sobretodo en honor al estupendísimo Felipe Contepomi....sobran las palabras.

18 agosto, 2007

10 agosto, 2007

Nuevos horizontes


Alguna vez cuando algún día ocurre las cosas se van torciendo, como varas de bambú al aire que dejando pendular su figura se dejan violar gozosas. Las cosas se tuercen y cambian, y está en uno que esos cambios no lleguen a tanto como para quebrarnos, y que sean catapultas que nos acerquen al momento exacto entre la meditación y las decisiones, esas que cambian los rumbos, marcan nuevos destinos, y llenan los depósitos como tantas veces y más.
Todo cambio es un propósito, y aún los cambios estructurales, esos que asustan, que desamparan, lo son.
Mucho tiempo atras, pensaba que nada pasaba, que todo lo que se me ponían en mi camino era posible con sólo embestirlo.
En este momento tan sabio de mi vida, casi con 42 años, con meses de agotamiento laboral, con un stress personal que hasta los médicos no saben ni como aguanto, con la compañía perfecta y exacta de quienes saben que necesito de ellos, en este momento exacto he decidido cambiar.
Como esos náufragos que buscan la inmensidad de la nada, con una balsa llena de sueños y ganas, con la certeza de que la incertidumbre es lo que dejan, más allá de la presunta seguridad que da el prestigio, las voces alentadoras, las cuentas rebosantes, los flashes anónimos y los no tanto.
Debo aquí parar, quiero parar la rueda interminablemente agreste de la popularidad y el éxito, quiero paz, y tranquilidad, menos ruido, menos gente.
Hay un cierto miedo que me deja sin sueño en las noches, que me obliga a controlar que debo seguir haciéndolo correctamente, que me permite escuchar y cotejar, aunque las decisiones ya están tomadas de ante mano.
Padezco de la sensiblería del que llora por ahí, por tonterías, por tanto aguantar y sostener, y sostener y sostener, que ya no llega el cuero a estirarse como debería, y se cuartea, y ya.
Sin embargo, los que somos sobrevivientes, allende los mares hemos aprendido que todo puede ser mejor que el derrumbe que a veces nos presenta la vida. Hay amigos de lejos que pasan por Madrid y los años sin vernos se esfuman y somos como el otro día, idénticos de risas, miradas cómplices, y hay quienes están amamantándonos los sueños, con buena leche, consejos, claridad, y hay quienes nos ponderan la confianza, nos prometen lo que siempre, nos apoyan, están.
Las voces que otrora rebotaban para satisfacer sus propios deseos, almibarando las frases para mentir, seguirán ahí, intentando que la mina siga dando carbón, aunque los derrumbes ya impidan el paso, y los rescates sean menos exitosos. Tal vez, sea la única manera que tengan de mirar para otro lado, y cuidar su huerta. Son humanos, en definitiva. Ni más ni menos que los demás.
Y ahí estoy yo de pie, con miles de lecciones aprendidas, entrenado, dispuesto, esperando las vacaciones que tan bien me van a sentar, y con la claridad de que la barca ya ha zarpado, y tiene otro destino.
Bon voyage, mon ami.

04 agosto, 2007

En honor a la Nati



La Nati quiere ser madre, ya sus tacones altos no le alcanzan y quiere más, y a sus 30 añitos no le va a venir mal mantenerse un tiempo en casa, acomodar el cuarto que está tan despelotado, y prepararlo y prepararse para su embarazo, que ya no alcanza sólo con practicar. Y la Nati se va, y ella que es tan del David, que hasta me pone el partido del Cosmos, deja un hueco que quizá nunca se llene, como todos los huecos que dejan los que se van y que queremos seguir teniendo cerca, quizá sea el hueco que algún día no muy lejano deje yo también.

Y como la niña se merece tanto, se me ha ocurrido homenajearla con esta foto del Deivid, que tendrá mucho de osada y estética, pero me corrobara lo que pienso exactamente de este rubito: no vale casi ná. No digo que no esté para que varias adolescentes y no tanto lo lleven en su carpeta del cole, pero la verdad que así, en tarlipes, y sin demasiada marca que lo vista no es más que un macarrita de Vallecas en bolas, y si hablamos de eso, literalmente, la tiene fea...¿verdad?.

Pero bueno, a la Nati le va a encantar, eso seguro.

30 julio, 2007

La Señora...una de ellas


Bueno, podría llegar a decir muchísimo sobre la extraordinaria Bette Midler, artista poco conocida, o mejor dicho, mal conocida en España. Una muestra, vale más que todas las palabras que seguramente en algún otro blog le dedique.
El 8 de marzo de 2008 en Las Vegas...¿imposible?...ya veremos.



29 julio, 2007

Verde, de zapallito



NECESITO VACACIONES YA!!!!!!!!!!!!!!!!!!

24 julio, 2007

Rojo, de tomate


Abrimos las ventanas de nuestros hogares para ventilar los cuartos llenos de humos densos de densos atardeceres sin saber porqué nuestras mentes se atormentan por la letanía del inevitable momento de la decisión; caminamos volviéndonos amargos de soledad memorizando una frase habitual que nos conduzca exactamente a donde queremos llegar, aunque no tengamos ni remota idea de cuál es ese destino; incendiámos de polvo nuestros rostros con coloretes falsos de la tienda más cutre de la calle de al lado, agazajando al tendero con nuestra mejor sonrisa, falsa, pobre, inverosímil, como si un gracias ayude a marcar el ritmo de nuestro pasos; merodeamos por los balcones ajenos, ajenos a nuestro propio cuerpo, propios de pruritos, inmensamente impunes de sombras y sombras de sombras; intentamos ser tan uno mismo que dejamos de serlo para convertirnos en otros, extraños pasajeros de un tren de ida y vuelta de y hacia la nada con silencios repartidos ordenadamente por los más diversos oficios que completan las copas que vaciaremos hoy, ahora mismo.
¿Hubo una vez que fuimos felices, y de pronto se acabo?.
Ya nos molesta la sóla presencia del niño que, beodo, porfía con acercarse a preguntar, pero que fastidia, no sabes cuánto, hasta la saciedad de sentirme totalmente fuera de juego, hoy, ahora mismo.
Corro hacia la nada, creyendome solo.
Uno que nada ve, ni tiene, ni merece, ni puede, cuando la realidad de los cientos de aplausos que la multitud seductora agazapada en la noche me proporciona provoca una interna fantasía gozosa, eyaculatoria alegría, brillan los zapatos negros de charol en la pista de baile de luces blancas, doradas, cargadas de dry martinis, champagnes, y demás.
Buscamos el qué, dondé?.
Casi, sin darnos cuenta, ahí nomás, muy cerca, está esperando lo que tanto vemos allá lejos y hace tiempo.
Tenemos miedo de romper, de crecer, de gozar, de triunfar, de vivir.
Nos habituamos a la mierda de las telenovelas que nos comen el coco, con sus vagas historias de hijos de hermanos de hijos bobos, de abuela nietas de madre.
Sin embargo, cuando todo parece acabarse, y cuando las sombras de las sombras de las sombras, parecería que ocultaran todo, estalla una farola dentro nuestro y una tremenda carga de energía nos rebota contra el suelo, nos apea de la cama, nos mete de nuevo en la tubería vital, y erguidos como obelisco, marchamos al son, un dos, tres, hoy, ahora mismo.
Como el equilibrio perfecto del aroma de limón, en una copa helada, o la delicada necesidad de la exacta fuerza del mordisco leve en un rojo tomate entre nuestros dientes.
Si no comprenden mis palabras, no me comprenden a mi.
Si no comprenden mis silencios, tampoco me comprenden a mi.

20 julio, 2007

20 de julio

"No elijo mis amigos por el color de la piel o cualquier otro arquetipo, sino por la pupila.
Tiene que tener un brillo inquisidor y tonalidad inquietante.
No me interesan los buenos de espíritu, ni los malos de hábitos.
Me quedo con aquellos que hacen de mi un loco y un santo.
De ellos no quiero respuestas quiero mi otro lado.
Que me traigan dudas y angustias
y aguanten lo que hay de peor en mi.
Por eso, solamente siendo loco, los quiero santos,
para que no duden de las diferencias
y pidan perdón por las injusticias.
Escojo mis amigos por la cara lavada y por el alma expuesta.
No quiero solamente un hombro, quiero su mayor alegría.
Amigo que no ríe junto, no sabe sufrir junto.
Mis amigos son todos así: mitad pavada, mitad seriedad.
No quiero risas previsibles ni llantos por piedad.
Quiero amigos serios, de aquellos que hacen de la realidad
su fuente de aprendizaje,
pero luchan para que la fantasía no desaparezca.
No quiero amigos adultos ni aburridos.
Los quiero mitad infantiles y mitad viejos.
Infantiles para que no se olviden el valor del viento en el rostro
y viejos para que nunca estén apurados.
Tengo amigos para saber quien soy yo.
Porque viéndolos locos y santos, bobos y serios, infantiles y viejos,
nunca me olvidare que la normalidad es una ilusión imbecil y estéril".
(gracias Facu)
Oscar Willde

16 julio, 2007

La noche de mañana a la noche

Mañana a la noche, martes, mi día de descanso semanal, tan escaso y tan intenso últimamente, voy junto a Pablo y Snoopy al concierto de Laurie Anderson en homenaje a sus 60 años, Homeland.
Además de la excitación por ver a esta artista que hace como 20 años que no veo, desde un maravilloso concierto en Buenos Aires, allá por los últimos ochentas, la noche de mañana a la noche tiene esa mágica programación que me da el quedar con amigos del alma y hacer algo, cañas, charlita, algun evento, cena, copas, risas, noche largas, extensas, de bla, bla, bla.
Tan tontamente nos ponemos que los modelazos van y vienen, las dietas vuelven no se para qué porque abandonarlas será de obligada obligación mañana, cuando el primer trago, al son del piano de Pablo, primero, y luego caminando hacia el Conde Duque, a la espera de la Pulgui que vendrá sonriente y armado para reírnos, y como siempre, hacérnoslo pasar muy pero que muy bien.
Hubo hace tiempo un film argentino que se llamaba los viernes de la eternidad, y cada vez que se acerca mi día de descanso pienso en él. Será que ya necesito imperiosamente mis vacaciones, que de todos modos hasta el 16 de agosto no llegan, será porque es un día que me doy permisos, visito inesperadamente lugares que habitualmente no frecuento, será porque es el día del cuidado facial (ja), será porque últimamente en Del Diego, encuentro más que unos buenos Dry Martinis, exactos en sabor y cantidad, será porque los martes son los días donde la sensualidad se me permite propia, dejo atras el stress laboral, aparco los horarios, y me dejo llevar exactamente por lo que me dicta mi placer, cosmopolita, mundano, vip, segun dicen por ahí, equivocando la alegría con cierta pertenencia con la que no me identifico, será seguramente mañana porque tengo en una noche para mi a dos de las personas más necesarias que me rodean.
Y precisamente creo que ahí está la clave de toda esa sensación que albergo estos días previos a la noche de mañana a la noche. Como una poción mágica que hechiza nuestras mentes, ha vuelto a resurgir como broma personal que sólo entedemos dos, el espíritu de Maaaaalaga, que no pienso explicar acá, es algo tan íntimo, tan necesario y tan cojonudamente placentero, que no hace falta razón o valoración ajena, pero nosotros, quienes nos poseemos por poseerlo, ya tenemos cumplido nuestro deseo.
Buscamos tanto que a veces no nos damos cuenta que al fin de todos modos, y casi en silencio, lo único que nos completa, que nos llena es lo que nos rodean, que nos cuida; la mirada complice, la risa porque ya sabemos que vamos a decir sobre aquello, o aquel, Mecha y Chela, y tantas más.
La amistad de los amigos que siempre estaban, están y estarán, los verdaderos, los que aceptamos tal cual son, aunque a veces gritemos que son deshubicados, cuando quizá tengamos más de una diferencia de matiz, los que vemos imperfectos, y no necesitamos de llenarnos de piropos fútiles, tangenciales, de segundos de vida, esos amigos de hierro, con los cuales nos fundimos, y encandenamos en las buenas, en las malas, y en las otras también. Con los que somos tan nosotros que podemos enfadarnos, aburrirnos, follar, querermos, reirnos, flipar, enloquecernos, soñar, tanto, que no tengamos límites, porque sabemos que cuando llegue el momento del precipicio, estará esa mano, la de ellos, la mía para cojernos fuerte, tirar y sacarnos de los pozos donde nos ponemos cuando perdemos la claridad que nos caracteriza, y que gracias a ella, nos damos cuenta que no valió la pena nuevamente, perder.

La noche de mañana a la noche será mágica, a ver si logro estar a verdura todo el día.

10 julio, 2007

Viejas, mundanas y maricas



"Es posible que la libertad sea lo más importante en la vida, pero existe algo que podríamos llamar demasiada libertad, y ya no tengo edad para esas cosas, no puedo volver a enfrentarme a esas largas cacerías, estarme toda la noche sentada en el Elmer´s o en Annabel´s con un tipo nadando en un mar de cócteles. Y todas tus viejas amigas invitándote a sus cenas de largo sin necesitar en realidad a una mujer de más, y preguntándose dónde van a encontrar a un hombre de más "conveniente" para una mujer fulana ya vieja como Ina Coolbirth. Como si hubiera algún hombre "conveniente" de más en Nueva York. O en Londres, o en Butte, Montana, si vamos a eso. Todos son maricas. O deberían serlo. A eso me refería cuando le dije a la princesa Margarita que era una lástima que no le gustasen los maricas, porque siendo así va a tener una vejez muy solitaria. Los maricas son las únicas personas que se muestran amables con las viejas mundanas, y yo les adoro, siempre les he adorado, pero de verdad que no estoy dispuesta a convertirme en una querida a jornada intensiva de los maricas. Antes me hago tortillera."

(La Côte Basque - Truman Capote)

Soñar no cuesta nada


Nieve en Buenos Aires. No sucedía desde 1918. Increíble.
El frío que debe hacer ni les cuento, pero que importa, unos mates, unas tortas fritas, unas medialunas, o unas tortitas negras solucionan todo.
Bueno, todo, todo, no, pero al menos endulzan un poco.

05 julio, 2007

Cacciatore


¡Cuántas veces hemos hecho daño sin quererlo! ¡Cuántas veces nos lo han hecho a nosotros! ¿Cuántos horas llorado, inexplicablemente como si fuera la última vez, jurando que nunca más lloraremos? ¿Cuántas veces nos hemos arrepentido de las palabras que hemos dicho, o de las que no dijimos, apretando los dientes, sangrando los labios, para no herir, hiriendo más nuestro futuro por dolor, miedo, inseguridad?.

Hace muchos años, no tantos en realidad, pero lejano de recuerdo, hubo un "bambino dolce e bellisimo" que despertó su despertar conmigo, buscó y encontró montones de rosas, agua de lluvia, vientos soleados, luces multicolores, armonía.

Il uomo piú bello e dolce dil mondo, rodó a mis brazos, y su sonrisa, jovial, sincera, clara, no logró despejar mis neuras, y aunque es hermosa no pudo. Sigue siendo una alegría saber que a veces, a pesar de la lejanía y el idioma, la belleza se junta con la dulzura y vuelve la felicidad, que no es sólo brasilera, y que aquella sonrisa se desparrama de nuevo encima de mí, clara, jovial, sincera, tan elegante.

Mis neuras, otra vez, se presentaron y fueron protagonistas, una noche de nieve en Madrid, fría la calle, y más frío los corazones, que helaron involuntariamente todo el calor del amor que había rodando, y que por miedo, ese horrible consejero, no pudimos resolver.

Él partió a su casa, a estudiar de lejos, a decidir sin mi, porque yo no quise o no pude, releer las grandes enseñanzas que a menudo nos dicta el corazón, al que deberíamos hacer más caso, no sólo dejarlo latir.

Las lágrimas de los demás siempre son para mi más dolorosas que las más propias.

Él lloró, como algunos años después también lo hizo otro porque como siempre después de amar, amé, razón de Serrat, verdad eterna.

Los años, los pocos años que pasaron, despejaron turbias aguas, aclararon los lagrimones, las palabras abrieron los corazones y la dulzura y la bondad volvieron a deshielar los icebergs de los corazones de los guerreros espirituales que a veces de tanto amor, lastiman, esperando que las espadas no lleguen al corazón, que sólo, apenas, quiebren al menos cuatro o cinco dedos, pero que dejen en pie al contrincante, como si el dolor se pudiera medir por raciones.

¡Cómo lamento haberme callado esa noche!.

¿Habrá sido el frío insoportable de la calle, o acaso el miedo común, amigo de todos los que amamos tanto que terminamos no amando a nada?.

Vale, te hago caso, no callo, no tengo miedo, me abro, te cuento, te quiero, te respeto, eterno como siempre, hermoso como nunca, amable, sincero.

¿Acaso puede caber en nuestros corazones alguién que no se merezca un poco de poesía?.


Per te, Bobito, Cercami di Renato Zero


Cercami

come quando e dove vuoi

cercami è più facile che mai

cercami

non soltanto nel bisogno

tu cercami

con la volontà e l’impegno...rinventami!

Se mi vuoi

allora cercami di più

tornerò

solo se ritorni tu

sono stato invadente

eccessivo lo so

il pagliaccio di sempre

anche quello era amore però...

Questa vita ci ha puniti già

troppe quelle verità

che ci son rimaste dentro...

Oggi che fatica che si fa

come è finta l’allegria

quanto amaro disincanto...

Io sono qui

insultami,

feriscimi

sono così

tu prendimi o cancellami...

Adesso situ mi dirai che uomo mai...ti aspetti.

Io mi berrò

l’insicurezza che mi dai

l’anima miafarò tacere pure lei

se mai vivrò

di questa clandestinità

per sempre...

Fidati

che hanno un peso gli anni miei

fidati

e sorprese non avrai

sono quello che vedi

io pretese non ho

se davvero mi credi

di cercarmi non smettere no...

Questa vita ci ha puniti già

l’insoddisfazione è qua

ci ha raggiunti facilmente...

così poco abili anche noi

a non dubitare mai

di una libertà indecente

io sono qui

ti servirò ti basterò

non resterò

una riserva, questo no...

Dopo di che

quale altra alternativa può...salvarci!

Io resto qui

mettendo a rischio i giorni miei

scomodo si

perché non so tacere mai...

Adesso sai

senza un movente non vivrei..comunque.

Cercami...cercami...non smettere.

03 julio, 2007

San Maricón


Vergonzante Europride en Madrid, capital de la mayoría absoluta del Partido Popular, territorio de inmigrantes sin votos, curas con botas, y señoronas devotas.

Cientos de miles de concurrentes de decenas de países, gays, lesbianas, travestis, transexuales, bisexuales, mujeres, hombres, niños, ancianos, así remarcaban los organizadores su entusiasmo.

Cantidades industriales de euros en ganancias, calculaban los periódicos nada menos que 200 millones, 100.000 aportados por el conservador Ayuntamiento de Madrid.

Las más diversas empresas como patrocinadores, fiestas de todo tipo, artistas populares con sus recientes discos bajo el brazo colgados de las carrozas ahorrándose los lanzamientos, adorando por un día a "estos maricones que no me dejan hablar", figuritas de televisión en sus quince minutos de gloria, drogadas de sol o más, mostrando sus carencias llenas de purpurina y pelucones, con cara de cuando termina todo este circo, medios de prensa de todo el mundo, programas especiales, salidas masivas del armario de tiempo determinado (una semana más o menos), viejas glorias-momias pavoneándose al calor de las entrepiernas de los guapos y guapas, siliconas de estreno, abdominales de infarto, modelazos, frikis, negoción.

Que incongruente tanto esfuerzo de qué, cuando ya ni siquiera se puede pedir algo, ¿matrimonio?: ya podeis ir redactando la lista de boda; ¿libertad?: preparen los lubricantes que viene esos puños tan soñados en Berlín, Londres o San Francisco; ¿políticos involucrados?: Zerolo, claro, muy mono junto a Carmen Calvo con pinta de mariliendres, y los mismos de siempre, de antes, Fidalgo, Llamazares, Mendez, Inés (bendita) Sabanés, y alguno más; eso sí, ninguno del PP, ni siquiera Gallardón, tan abierto y liberal según piensan bastantes que la van de progre, a pesar de ello, el Partido Popular arrasó en el barrio de Chueca en las últimas elecciones del 27m, ¿y después se preguntan porqué nos dicen "locas"?.

Me dió verguenza, ver que para entrar a una disco o alguna de las mega fiesta desparramadas por todo Madrid, "sólo" se necesitaban unos 30 euritos, que miles de personas se morían de calor aprisionadas en estrechas calles para conseguir una cerveza caliente a 5 euros, que ni siquiera los camellos eran los que fueron siempre, y así el engaño se consumaba y se consumían en todo su esplendor, con musculocas cerca, casi rozantes de casualidad, claro, al calor del calor del deshielo y la basura que se acumulaba y que los basureros no llegaban a recojer.

¿Y esto es una fiesta por la libertad de todo los europeos?.

Hace años una de las primeras manifestaciones del orgullo terminó frente a lo que antiguamente fue el cine Carretas, refugio de homosexuales durante la dictadura de Franco hoy Bingo, con un kissing público; hoy ya nadie quiere besarse como efecto de rebelión política, hoy nadie se acuerda de denunciar los cientos de miles de viejos maricones de hoy, que fueron encarcelados por la Ley de vagos y maleantes, ni las cientos de travestis que morían en los pueblos golpeadas a menudo por sus propios amantes, o por los comisarios, o por sus padres, ni el oscurantismos que sufrieron las lesbianas durante años, y que aún deben seguir haciéndolo en muchos lugares.

Hoy en España ya nadie se acuerda de eso, si hasta parece que la desmemoria llega a tales extremo que esa señora del otro día en la Seguridad Social, que antaño abrá comido por lo que mandaban sus hermanos o padres allende los mares, hoy se queja de que "la culpa la tienen todos esos de todas esas nacionalidades".

No. Hoy sólo hay espacio para los jóvenes, las carrozas de dos pisos, las fiestas de drogas para no pensar en nada más que el momento, los musculos, los billetes, las nuevos sponsors, los nuevos negocios, la bueno, lo hoy, los fantástico, lo mari.

¿Porqué no hubo una sólo fiesta en algun parque que patrocinase el Cogan o alguna Ong del estilo que cobrase una entrada a 1 euros, y cuyas ganancias fuesen a crear, por ejemplo, una residencia para ancianos gays o lesbianas necesitados de ayuda como casi todos los ancianos del mundo, y donde una cerveza pudiese valer otro euro, con el auspicio, estas también de las grandes marcas de cerveza del país que tanto dinero tienen, o en predios cedidos por este noble y horroroso ayuntamiento del "progre" Gallardón?.

¿Porqué no hubo tiempo para crear alcancías para donar dinero para atender a las organizaciones de lucha contra el sida?.

¿Porqué no hubo una carroza con mayores, discapacitados, enfermos, pobres?.

¿Porqué no se denuncia como corresponde a los subalternos de los instigadores de la discriminación, que a veces, en alguna noche de esas los ves babear junto a una entrepierna árabe, cubana o senegalesa, y que todos conocemos bien?.

Que pena, que asco, que burrada la cantidad de dinero que cientos de buenos intencionados han gastado, para disfrutar, caminar bajo el sol durante 5 horas, bailar al son de éxtasis adulterados, follar hasta que te permita el horario, y luego volver resacosos a sus lugares habituales, algunos de los cuales son tan oscuros, que sólo una tarde una vez al año, y llena de sol, puede dar color.

No combato los bares, ni las fiestas, ni mucho menos.

Ni me parece mal que la gente la pase bien, es más creo que es un derecho fundamental.

Reflexiono sobre una marcha que ya ni siquiera tiene contenido reinvindicativo visible, más allá del que resulta de meses de gimnasio, días de no dormir, y modelazos de marca que ahora son todas gay friendly.

Y que entonces debería cambiar su nombre, y sus plantamientos políticos. Que empecemos a llamar a las cosas por nombre.

Que suerte que aún queda gente como Jordi Petit que pone las ies sobre los puntos.

Europride: de fiesta mucha, pero de reflexión, solidaridad o vanguardia política, nada.

Como siempre, los millones le han tapado la boca a más de uno.

A por cervezas frías, maricas.