Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

09 diciembre, 2006

Jailhouse

Encerrado entres las paredes de mis miedos, veo a lo lejos las miradas que me alumbran y me dan calor. Escucho susurros que ruidosamente llenan mi cabeza de preguntas,
respuestas, pedidos, súplicas.
¿Cuán lejos está realmente la llave que me abre la puerta?
¿Cuán cerca están tus brazos que me aprietan, o me sujetan?
¿Estamos solos dentro de nuestra propia carcel?
¿Donde estás?
¿Dentro?
¿Fuera?
Te estoy buscando. Sujétame fuerte. No me dejes sólo.
Me da miedo la oscuridad.
Y hace frío.
(gracias Fabián, me sigue sorprendiendo tu enorme creatividad)

3 comentarios:

La Colorete dijo...

Gus es muy dificil saber lo que te pasa pero no estas solo. Ya sabes que puedes contar con todos nosotros.En la carcel que nosotros fabricamos en nuestra cabeza los barrotes de hierro son nuestra soledad pero nada más lejos de la realidad. Tu sabes que tienes amigos, familia, compañeros cerca y lejos que te daran siempre su calor asi que no lo olvides nunca o la celda se hará cada vez más oscura.
Un besote muy grande y un abrazo inmenso.

Anónimo dijo...

No busques respuestas, nadie las tiene, ni siquiera hay llaves, ni puertas, ni barrotes... el miedo es libre, como lo somos nosotros, veamos a dónde intenta llevarnos. Es entonces cuando tú dices que las palabras no van a salvarnos, y es verdad, pero palabras es lo único que tengo para ofrecerte, y créeme las escojo para ti, y me preocupo, ...después de todo nos une ese odio común hacia los carceleros!! Bicos

luar dijo...

Si miras atentamente en tu alrededor...que ves?
Simples prisioneros...dentro o fuera...que importa!
Prisoneros de la vida, de la muerte, del amor...buscando una salida.
Si miras aun mas atentamente ves que no siempre es necessario el uso de llaves...el carino, el abrazo, el beso...los amigos...
Es cuando dejas de sentirte solo...y por fin descubres que hasta el frio se puede transformar en calor!

(Un abrazo caliente!!! digo caloroso...)