Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

21 noviembre, 2006

Santo


Te vi llegar del brazo de un amigo cuando entraste al bar y te caíste al piso,
me tiraste el pingüino, me tiraste el sifón, estallaron los vidrios de mi corazón.

Te vi bailar, brillando con tu ausencia sin sentir piedad chocando con las mesas.
Te burlaste de todos, te reíste de mí, tus amigos escaparon de vos,
y a mi me volvió loco tu forma de ser, a mi me vuelve loco tu forma de ser.
Tu egoísmo y tu soledad,
son estrellas en la noche de la mediocridad.
Me vuelve loco tu forma de ser, a mi me volvió loco tu forma de ser.
Tu egoísmo y tu soledad son joyas en el barro de la mediocridad.

Viniste a mi, tomaste de mi copa, me sonreíste así, nadando en tu demencia.
No sabía que hacer, te traté de besar, me pegaste un zopapo y te pusiste a llorar.
Me vuelve loco tu forma de ser, a mi me volvió loco tu forma de ser.
Tu egoísmo y tu soledad son estrellas en la noche de la mediocridad.
Me vuelve loco tu forma de ser, a mi me volvió loco tu forma de ser.
Tu egoísmo y tu soledad son joyas en el barro de la mediocridad.

(Los auténticos decadentes)

3 comentarios:

La Colorete dijo...

Marineritooooo niñooooooo bonitooooooooo ¡¡¡¡¡¡que guapo estas vestido de comunión!!!!!!

Gus dijo...

jajajajaj...todos tenemos una infancia....¿a que estoy igual?
siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
jajajajjajaja

La Colorete dijo...

Siiiiiiiiiiii con un poquito más de pelo en la cara pero mucho más atractivo jejejeje
Besos Gusssssss