Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

15 noviembre, 2006

Cleo, Cleopatra, la Reina del Nilo

Al final me ha tocado el descanso, no como pensaba: en BCN, disfrutando, pero bueno, ¿que se le va a hacer?.
Luego de la fiesta del domingo, resaca y recuerdos lindos el lunes, ñoñería, lembranças, sonrisas que imagino al Sol, y gracias.
A la noche me empezó a doler el pecho, y una toz de puros me llenó los pulmones de moco, puaj!
Solución: me quedó tirado en el sofa con tecito, miel, comida rica, calentito y viendo pelis.
Se me ocurrió ver Cleopatra, la de Elisabeth Taylor, que había comprado con el País en la colección irregular que ha sacado los sábados sobre cine de oro....irregular porque las pelis de vaqueros y las de guerra me aburren muchísimo, y de esas había muchas.
En fin, que no pude verla del tirón. Una parte pudo conmigo el lunes de madrugada, y el martes la terminé.
No se aún si me gustó o no, debería verla de nuevo, pero algunas conclusiones sí que he sacado.
Ella, la Liz Taylor, tenía una voz espantosa, finita, chillona, pero claro, con esos ojos y esas tetas, quién coño se iba a fijar en eso. Se cambia de vestido en casa secuencia. Hay una muy graciosa de una discusión con Richard Burton (claro), en la que en medio del griterío entra a su cuarto, y cuando se vuelve para continuar la gresca, ya está con otra ropa y otro peinado.....genial.
La entrada a Roma con el vestido de oro es increíble. No se cómo no es un gran ícono gay, como la Streissand, la Midler, o Cher.
La película es muy larga, por momentos aburre muchísimo, pero analizando de a poco, he encontrado algunas cosas destacables.
El monólogo de Marco Antonio (Burton) sobre la traición y el amor, la fidelidad a sus soldados o el amor a Cleopatra es buenísimo. Está un poco gritón, sólo un poco, pero imagino que los Bourbons serían los culpables. Por cierto, lindo y premonisor intercambio de cachetadas con la Taylor...je je
Me ha gustado mucho también ver a Robby Macdowell y a Martin Landau tan jóvenes y guapos. Robby hace de Octavio, muy amanerado, y no entendí porqué al principio lleva el pelo de tinte rubio marilyn, y al final no.
De Burton dicen que tenía mucho acné por lo que usaba un maquillaje muy pesado y que su cabeza era más grande de lo normal a su estatura (1.75), pero yo confieso que un poco que calentó....dije un poco.

Una frase para recordar: "nunca dejés que el amor sea tu amo".

Lo recordaré, ¿pero como coño se hace para no ser esclavo de él?.

No pude ir a BCN, y tuve bronca. La sigo teniendo, y cientos de abrazos viejos, y palabras lindas también.
Petons.

5 comentarios:

luar dijo...

Amor é fogo que arde sem se ver

Amor é fogo que arde sem se ver;
É ferida que dói e não se sente;
É um contentamento descontente;
É dor que desatina sem doer;

É um não querer mais que bem querer;
É solitário andar por entre a gente;
É nunca contentar-se de contente;
É cuidar que se ganha em se perder;

É querer estar preso por vontade;
É servir a quem vence, o vencedor;
É ter com quem nos mata lealdade.

Mas como causar pode seu favor
Nos corações humanos amizade,
Se tão contrário a si é o mesmo Amor?

(Luís de Camões)

Da Liz e do filme falo outro dia...

Gus dijo...

Mientras fales, fala cuando quieras....siempre espero tus palabras.

La Colorete dijo...

Gus a mi tambien me hubiese encantado que vinieras y conocerte ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡otra vez será!!!!!!!!!!
Por cierto y hablando de pelis antiguas... que pasionales los amores de antes ¿no creeis?
Un besote de tu Coloretina.

La Colorete dijo...

A mi me gusta más la frase QUIERO SER EL AMA DE ALGUN AMOR jejejeje.
Es que hoy estoy un poco traviesa.

Anónimo dijo...

A mi me gusta esta:

Y ahora siéntate
en esta silla
esta vez escúchame
sin interrumpirme
hace tanto tiempo que
quiero decírtelo

vivir contigo
es ya inútil
todo sin alegría
sin una lagrima
nada que decirte
ni en el futuro

en tu trampa
también he caído
el amante próximo
tiene mi sitio
Pobre diablo
que pena me da!
cuando te haga el amor
te pedirá mas y más
se lo darás
porque lo haces así
como disimulas
se te hace cómodo
y ahora se que quieres
y no sufro más.
y si nada cres
te lo demostraré
y esta vez
tú lo recordaras

y ahora desnúdate
como ya sabes tú
no te equivoques
no me importas tú
tú me desearas
bella sin alma

(R. Cocciante )