Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

23 noviembre, 2006

Calorcito

Os espero, sobretodo a ti, para disfrutar del calorcito de mi casa, de chocolate con pastas,
vino con queso, fresas y nata, naranjas asadas, castañas.
Vamos a leernos las manos, olernos los cuellos, querernos por dentro y fuera.
Ser felices, en definitiva.
Os espero, desde hace tiempo, por siempre.

8 comentarios:

La Colorete dijo...

¿¿¿¿¿Y una sardinada con vinorro del guarro en esa chimenea??????? Es que nos estamos poniendo de un sibaritaaaaaaaa.
En serio Gus disfrutala mucho y si es con alguien mucho mejor.
Besotes.

Gus dijo...

Colo de mi alma, sardinitas no, el olor me puede.
¿¿¿¿Y porque no vienes tu y nos asamos unos robellons????
Besotes

Dr Infierno dijo...

Yo estoy con Gus, sardinas no, por Dior. Que tal una barbacoa con chorricillos, panceta y productos típicos de pueblo?

Gus dijo...

Venga Doc....tu pon los productos de pueblo, la Colo los postres catalanes, y yo el vino....y quién se sume traiga hielo para las copas de después del después.

La Colorete dijo...

A mi las sardinas tampoco me van mucho ¡¡¡¡¡¡¡era un decir!!!!! que os lo tomais todo al pie de la letra.
Eso está hecho. Pero Gus a mi aún me debes una o miles de historias a solas frente a la chimenea. ¡¡¡¡¡¡Soy asi de egoista!!!!!!!!

Gus dijo...

Para ti mi gitana, lorquequieras!!!...pero que sepas que el Doc en mi casa no necesita invitación, y si aparece con sus pelis de sangre, vomitos, caca, y pis, será bienvenido....jeejejje

La Colorete dijo...

Soy egoista pero inteligente y si apareciera el Dr. Infierno con sus pelis yo me retiraría a buscar otra chimenea aunque mi alma hippie me permitiría una cutre fogata también.

Gus dijo...

Colo, nunca, por nada del mundo, ni aún por razones de espacio de corazón, de mi casa salen las amigas del alma, desconocidas de caras, pero muuuuuy conocidas y queridas del alma, y tu ya eres una de ellas.
Tu en mi casa, eres "LA" huesped, el doc, es un habitante más, y no tengas dudas que ni pondrá pegas, ni ná.....y si no, lo mandamos por ahí un rato a buscar miel y que venga pedito luego a dormir calentito, que de eso se trata.