Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

30 octubre, 2006

Cruzando el charco



Andaba yo dando vueltas a la idea desde hace meses, que si, que no, que quizá, que en Semana Santa, que para el verano, y al final nunca iba.

Pero ahora, ya no me quedan excusasa. Ya tengo billete. El 24 de diciembre me subo al avión y me marcho a Buenos Aires por una semanita. Pasaré la noche del 24 volando y no se me ocurre nada especial, salvo que alguno de los sobrecargos vaya a hacer algún show, porque ni siquiera espero un menú interesante, ni brindar con el extraño de al lado. Por si acaso me proveeré de Bombay Saphire y Diasepán en abundancia.

No tengo excusas, debo cerrar trámites, ver a mi vieja y mi hermana, con las que seguramente definiremos el destino de las cenizas de mi padre. Él, tenía un deseo gracioso: que las tiráramos en el Hipódromo de Palermo. Y a mí, a priori me parece bien ¿quién soy yo para no cumplir sus deseos?.

En cuanto al viaje, como aún es algo un poco lejano, no lo tengo en la cabeza. Se me nota la argentinidad de estos días porque no paro de escuchar a Virus, Soda, Charly, y las chicas, Celeste, Sandra, Fabiana. Si hasta me compré un par de cd por correo.....sensacional el de la Cantilo "Inconsciente Colectivo".

Sí estoy ansioso por encontrarme con mis amigos, que hace casi dos años que no los veo. Alejandro ya me ha dicho que tenemos que hablar mucho; Fede que vuelve de Mar del Plata para pasar año nuevo juntos; Alicia que ya tiene el champagne en la nevera; Facundo (ains Facundo) que me espera también, obvio. Los demás no lo saben, tampoco quiero estar dando vueltas de casa en casa sin estar en ninguna, tengo poco tiempo y quiero estar un poco con la familia que me necesitan, y ya me lo han dicho.

Y también quiero estar sólo, perderme por la ciudad y encontrarme en algun lugar, feliz y melancólico, pero muy feliz.

Tengo ganas de caminar por Corrientes y comprarme muchos libros, entrar en Zivals y llevar miles de Cds. Quiero tomarme un "cortadito" en la Paz, y comerme una faina con mozzarella en La Continental, una entraña en el Desnivel, una "zapi" en Filo, unos ravioles en Pepito. Quiero leer Clarín en la Terraza de Babieca, y perderme por San Telmo. Quiero llegar a la Plaza de Serrano y tomarme una Quilmes en el Taller, o en otro bar, no importa, pero que me pongan maníes sin pelar salados. Quiero oler los árboles de Plaza Vicente López. Quiero comprarme zapatos en Guido, calcetines y boxer en Legacy, ropa en Kevingstone, y ver vidrieras por Santa Fé. Quiero pararme en la 9 de Julio, cerrar los ojos y que el viento de los autos al pasar me despeine, aunque claro, difícil está con semejante peinado que llevo.

Volver es un verbo raro. No vuelvo, porque voy y vengo. Pero irme significó mucho, y volver asusta. Muchos recuerdos, muchos amigos, muchos lugares.

Lo importante es que tengo ganas de ir, tengo el billete (carísimo por cierto, que hijos de puta como se pasan), y tengo gente que me espera para pasar buenos momentos.

De eso está hecha vida, de gente que te espera para pasar buenos momentos.

¿De qué si no?

6 comentarios:

Laicha dijo...

Qué envidia..., sana, eso sí. Tómate un café con crema en el Tortoni por mí. Buen viaje

Abel Asvir dijo...

De gente que espera aqui tu regreso, buen viaje!!!!!! sueltate y deja que el viento te arrastre....

Dr Infierno dijo...

Gus no vas a dormir en tu estancia en Buenos Aires? la de cosas que quieres hacer. Pero lo mas importante son los reencuentros, aprovechalos.

La Colorete dijo...

Estoy esperando ya tu regreso para que nos cuentes tu estancia al otro lado del charco.
Besos Gus

luar dijo...

Pero que pasa...solo se va el dia 24 de Diciembre...y por una semana...aun tenemos tiempo para desear que todo saldra lo mejor possible...la verdad es que el tiempo vuela...a lo mejor aprovecho para decir...beun vuelo, buen viaje...todo de bueno!
Abrazo!

Gus dijo...

Laicha, en el Tortoni chocolate...hmmmm

Abel, prometo soltarme.

Doc, ni pienso dormir, tengo mucho que hacer y sentir en Buenos Aires.

Colo, a mi regreso te vienes a mis brazos y mi chimenea.

Luar, hay tiempo aún.