Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

29 septiembre, 2006

Inocencia

Un reflejo de sol me despertó esta mañana.
Anoche con Pablo intentamos pasárnosla bien en el Strong, yo aguanté media hora, me aburre esa supuesta morbosidad de última hora, aunque en este caso era bien pronto. Él sabía muy bien que iba a buscar, pero yo deambulé hasta que terminé la cerveza y decidí marcharme a casa a refugiarme en mi camita previa miradita a Internet. Que vicio.
Vicente me escribió anoche, su frase final "siempre te gustan los dificiles, baby", me dió vueltas en la cabeza. Desde siempre me da vueltas en la cabeza esa frase dicha en otros momentos por otras bocas.
¿Siempre me gustan los difíciles?
¿Y yo de que voy en todo esto?

Ya no hay espacio en mi Curriculum para la inocencia ni el victimismo. No soy un niño, ni un adolscente abierto a la equivocación.
Entonces ¿me reconozco perverso, infiel, rácano, egoísta, cruel, desalmado, asesino, letal?
Llevo varias vidas y ninguna acarreando el desamor, y el llanto como moneda de cambio.

¿Cuanto disfruto con ello?

Repaso las anécdotas e imploro que no haya otras voces que me digan lo mismo. Sin embargo mi río y vuelvo a reír de lo mismo.
¿Y si me gustan los difíciles qué?
¿Acaso en gusto no están los colores?

Vivan los difíciles, aunque a veces, como cojonudamente duele amarlos!


Para ti, y para ti también, y claro, también para ti.

Salut!

27 septiembre, 2006

Yo, agónico y cruel

Se acabaron las palabras que ayer retumbaban en las paredes y los objetos.
Los sueños se vuelven de nuevo pesadillas, y el levantarse todos los días es la meta más dorada.
La alegre compañía se torna oscuro, negro, profundo.
Violentas vueltas de dolor y placer, deseos truncados, llamadas lejanas, sin decir nada, o gritando lo que antes no quisimos decirnos, no pudimos, no debimos, no.


¿Quién se atreve a pronunciar tu nombre en este espacio infinito de mi corazón?

Yo.

¿Tu?


No acostumbro a callar.
Las paredes parecen menos blancas y las flores se han marchitado de repente.
Antonhy canta "Perfect Day" y no encuentro su voz en ninguno de mis pensamientos, y tan oscuro, negro, profundo, que me levanto y voy a por otra cerveza, aunque sea sin alcohol para engañarme en un film negro de los `50.
Hay una persiana que golpea repetidas veces.
¿me llama?, ¿me llamas?, ¿eres tu, o tu, o tu?.

Una vez lloré, y muchas más.
Una vez lloré y juré que nunca más lloraría. Pero lloré.
Y volví a llorar y esperar al lado del teléfono, o en esa esquina fría de tu ciudad.
Una vez más lloré en mi casa esperándo a otro que esperaba que yo esperase en mi casa, llorando.
En definitiva de eso estoy hecho, volcán de pasión arrebadora. Bordeline con la muerte y la angustia. Brillante Sol de seducción y deseo.
Y tu, o tu, o tu, esperándome en ese andén que ni se donde queda, sin tikets ni maletas, bajo la lluvia amarga del desamor que cultivas todas las mañanas.
Pero no eres tu, ni tu, ni tu, sino yo el que importa en esta historia.
Y veo que desde aquí, desde tus palabras, desde allí, y desde más allí cruzando agua fría, nos volveremos a encontrar y quizá lloré una vez más o quizá ría durante más rato que antes, o quizá veas tu, o tu, o tu, que no es tan difícil quitarse el cinto y salir a caminar desnudándote el alma.
Estoy esperandote a ti, a ti, o a ti.
Agónico, cruel, oscuro, negro, profundo.
Yo seré siempre yo, inevitablemente.

26 septiembre, 2006

La vida no vale nada si no es para merecer

Y fue entonces
que con la lengua muerta y fría en la boca
cantó la canción que le dejaron cantar
en este mundo de jardines obscenos y de sombras
que venían a deshora a recordarle
cantos de su tiempo de muchacho
en el que no podía cantar la canción que quería cantar
la canción que le dejaron cantar
sino a través de sus ojos azules ausentes de su boca ausente de su voz ausente.
Entonces, desde la torre más alta de la ausencia
su canto resonó en la opacidad de lo ocultado
en la extensión silenciosa llena de oquedades movedizas como las palabras que escribo.

Alejandra Pizarnik


Vuelvo a la realidad.
Me quedo contento con mi honestidad, aunque me duela el alma cuando respiro,
mis ganas de honrar la vida y saber merecer siguen intactas.
Yo soy libre, y feliz.
Pero hay algo doloroso.
Me borraron de un espadazo la sonrisa de la cara.
No me gusta dañar la tranquilidad de nadie, ni he hecho nada extraño.
He sido humano.

Memorias de una Geisha

Anoche, luego del fin de semana genial que he pasado, con el domingo de 13 horitas de curro seguidas, pasé por Angélika (mi cinema lounge preferido de la Cava Baja) y alquilé Memorias de una Geisha, por si acaso y ante cualquier incoveniente de somnolencia también me llevé King Kong para tenerla a mano.
Cogí la bolsa de chuches de la nevera que tenía reservada para el Dr. Infierno y que ni siquiera tocó (por cierto, las provisiones quedaron intactas, su estupenda glotonería quedó reflejada en los bares y los restaurantes porque en casa me salió barato, apenas un vaso de leche por las mañanas), y me recosté en el sofá. Opté por la peli que me parecía no iba a necesitar demasiado volumen (un sistema de elección para las madrugadas y el home cinema, digo por si a alguién más le parece tonto), y no me equivoque.
¿La han visto?
Es una película visualmente extraña, quizá un tanto larga, y muy profunda sobre el amor y el deber de no desear. Hay frases de la protagonista "las geishas somos las esposas del anochecer", o "todo en nuestro mundo es arte y belleza, nuestros deseos y sentimientos son sombras y secretos" que son todo una sintesis.
La verdad que me emocioné bastante a pesar de las putas chuches que me dieron un dolor de barriga tremendo.
Una historia de amor. Esperar pacientemente desde un lugar secundario en apariencias, y tan importante y determinante en realidad.
Para unos, los hombres poderosos de matrimonios por conveniencia y geishas de placer profundo, lo más fácil: disfrutar y saciarse de lo que más le plazca.
Para las geishas, preparación, sufrimiento, belleza, y soledad.
Toda una vida de desilución y dolor, de belleza y placer, debatiéndose entre el amar verdaderamente o servir con lealtad.
Una de los personajes elije el amar, se aparta de todo el mundo, y aparenta dolor. Sin embargo para mí, la elección de amar la libera, y el momento de dejar atrás una vida de límites y sumición, le acerca a la felicidad.
La otra, nuestra geisha, aguarda pacientemente durante años, guerras y miserias al amor que encontró siendo una niña, y como cenicienta lo consigue al cabo del tiempo.
¿Habrá valido la pena llorar?
¿No es mejor acaso optar por lo que nos dicta nuestro cuore?
En fin, que difícil dilema.
En todo caso como ella dice al final, "no olviden que no estamos hablando de las memorias de una emperatríz, o las memorias de una reina.........."
¿O, si?

25 septiembre, 2006

Mírame


C E N S U R E D

(la verdad perdura. Aunque queme, simplemente es)

21 septiembre, 2006

Húmedo y mojado

Hola vosotros, sin internet y desde un ciber redondeo la semana, hoy ha empezado a llover en Madrid, y del tornado poco; la obra del piso nuevo ha empezado a concluir, con los pintores por los balcones terminando la fachada; yo esperando a mañana, y rogando que el papel celofán no se haya rasgado: el Dr. Infierno is comming envuelto para regalo, aunque yo prefiero que sea para disfrutar.
Hoy mehe descubierto una arruga en la comisura de la boca, ¿llegan los 41 con todo?.........debo investigar algo más a Biotherm.
La Colorete me hecha rayos de buena onda, y sin conocernos, ¿porque debería ser extraño que haya energía positiva entre las personas?, ¿acaso no hay ya demasiadas bombas entre extraños y malos tratos entre conocidos?.
Me estoy poniendo sensible, hoy escuché a todo volumen a Silvina Garré, que quiere decir mucho, y repetí Reinas de Pueblo Blanco, eso quiere decir mucho más, jajajaja
Hace mucho que no me corto, y ni pienso hacerlo.
Ya tengo todo pronto.
Adeu, hola, ciao, chau, benvindo, wellcome, agur, por fin....hola.
En blanco y negro Buenos Aires...........................

19 septiembre, 2006

Waiting for Dr. Infierno

Estoy hecho un manojo de nervios, y me parece una gilipollés, pero aunque sé que es una gilipollés, que el Dr. Infierno venga a Madrid me ha puesto nervioso.
Supongo que viene en plan tragón y turista sanote.
He llenado la despensa de dulces, chocolates, natillas, helados, galletas dulces, saladas, y demás alimentos proclives a la buena mesa; la bodega está lista, para mas inri, mis compis del curro me regalaron un wine cooler para ocho botellas que está de muerte, asi que todo va de perlas con las temperaturas de los vinitos; hoy regresó la asistenta y le he pedido que cambie las sábanas y limpie la platería, que ordene los libros, y desempolve los cortinados; probablemente las flores que compré aguanten un poco hasta el fin de semana.
Tengo las guías de los museos, los sitios in, y la movida madrileña sobre la mesilla de luz.
Y...free pass para los mejores bares y discos.
Y...tickets para los espectaculos más afamados.
Y...inciensos, pelis, dvd´s, chuches, toallas limpias, etc.
¿Vendrá la Colorete también?

Por cierto, sigo sin Intenet........gracias Telefónica.

...............to be continued

15 septiembre, 2006

El exilio de Telefónica

A pedido de no muchos, pero que bien lo han hecho vale decir, voy a actualizar mi desactualizado blog, pobecito él que lo tengo abandona, pero seguro que me perdona.
Han pasado chiquicientas cosas desde la última vez, y estoy hablando de las actualizaciones, que de lo otro también estamos en las mismas.
Al fin me he mudado, al fin tengo el piso que quería, está guapo, guapo, me faltan algunos detallitos, pero va todo según lo previsto. Ansioso espero los grabados de Pablo que engalanarán mis paredes...dale.
Las puertas están abiertas, vengan, pasen, vean y espero que alguno se quede un poquito a disfrutar.
Los pocos que han venido han dado su aprobación, y yo estoy encantado.
En esto días de mudanza y stress, ¿saben que junto al divorcio y la muerte, los cambios de vivienda son las causas más importantes de stress?, he estado pocho, como dice Snoopy. Mis dolores de tripa, han ido desapareciendo y espero no vuelvan. Y ahora estoy dispuesto a dsifrutar. Pasen y vean.
Tamabién he cambiado mi línea de teléfono y me he "autoinstalado" una adsl con kit de autoinstalación, de Telefónica, claro.
Bueno, pues que nada de nada y llevo 10 días con línea pero sin internet, y sin servicio, y con ochocientas llamadas a los operadores y bla, bla, bla, como ya saben.....¿hay algo más injusto que las empresas del estado, tipo Telefónica, Iberia, y Aena, aunque tengan algo de capital privado?. Si es que para colmo no puedes decirle nada porque, te lo hacen tan bien que lo único que queda es la resignación y orar que se apiaden de uno. Que hijosdemilputa que son!.
Dicen que para el 20 todo estará en orden.....jajajajajjajajaja
Me hacen acordar de aquel, "felices pascuas" de Alfonsín.
Y como tengo la esperanza en el 20, y en esa semana que tendré una esperada visita, espero que sepais comprender mi falta de actualizaciones.
Por cierto, el Dr. Infierno is comming a mi casita. Bieeeeeeennnnnnnnnn.
Tengo muchas ganas de verlo, de reirme con él y demás.
Yo como siempre, curraré todo el finde, y espero que no se aburra cuando no esté conmigo.....jajajajajjajajajajjaja, y seguro que nos la pasaremos genial. Eso sí, que ni se le ocurra hacer uno de sus Ernesto de Hannover por las calles de madrid porque recuerde que estamos en tierras de la derecha y no del progresismo catalán.
Mi coleguita Elisard me ha pedido unas direcciones "útiles" en Amsterdam, para eso he llamado a Vicente que es más o menos un experto en esto de dónde hay que ir, y cómo pasarsela bien en tierra de mi querida Máxima, tierras suyas serán, así que ahí los dejo. Me imagino que el Tocchi vendrá repuesto de sus males y con la sonrisa más grande del planeta. Que venga por Madrid un poco que lo merece.

Un aparte. Me gustaría conocer a la Colorete. Tiene buena onda. Besos

Espero que la próxima sea desde mi Pc. Adeu