Gustavo Pecoraro Brondino|Crea tu insignia

29 agosto, 2006

Hoy


Existimos,
porque alguién piensa en nosotros.


21 agosto, 2006

10 años sin Carlos


Hoy 20 de agosto, se cumplen 10 años de la muerte de Carlos Jáuregui, el máximo y más reconocido luchador por los derechos de los gays y lesbianas de Argentina.
Fue el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina.
Figura indiscutida de la pelea por la total libertad de todas las libertades, y gran figura política y social de ese país.
Un gran ejemplo a seguir. Por su alegría, su desenfado, y su valentía. Muchos siguen su lucha, gracias al empuje que el les dió.
Personalmente para mi, fue un gran amigo del alma, y un tipo que me enseño mucho de la vida.
Si tienen tiempo, y no saben nada sobre Carlos, entren en los buscadores y sólo tecleen Carlos Jáuregui, realmente un buen tiempo para aprender de un grande.

11 agosto, 2006

Todavía

Todavía,
cuando amanace quiero verte todo el día,
cuando anochece sigues siendo mi alegría,
tu presencia, vida mía.
Todavía,
guardo la prisa de llegar hasta tu casa,
si no has llamado me pregunto, ¿que te pasa?,
todavía, vida mía.
Todavía,
guardo un beso y un suspiro para darte,
si me faltas no me canso de extrañarte,
Todavía, vida mía.
Todavía,
quiero ver llegar al fin la primavera,
para darte de sus flores la primera,
todavía, vida mía.

Casi seguro esta canción que dice mucho de lo que siento tenga connotaciones distintas en distintas personas, importantes todas y que ocupan mi cabeza y mi corazón.
No me averguenza decirlo: la busqueda contínua de la felicidad y el amor, me aparca constantemente en puertos distintos, no tan lejanos entre ellos, pero si de mi hogar.
Probablemente haya alguién que sienta que le repatea el hígado, y esa sensación que se le repite desde hace bastantes años ya, es algo que no puedo evitar provocar. Es un tío adorable, alocado, desalmado, moderno, cruel a veces, divertidísimo, mutante, genialmente crazy, y sexy, muy sexy, muchísimo.
Es mi preferido, lo quiero, lo estimo mucho, y no se que pasaría si viviéramos en la misma ciudad...quizá todo esto no fuera más que una carga, quizá fuera genial. Lo echo mucho de menos casi siempre, me muerdo los labios por no llamarlo, y me pregunto a menudo que coño me pasa con él.....en fin, es mi preferido.
Tal vez a otro que ni siquiera lea este blog, mis palabras y mis sentimientos le den lo mismo. Ya hemos aclarado las cosas, y seguramente con su viaje lejos de aquí, las cosas se aclaren más. No es que sea un tío malo, es que va a su rollo, y es normal, yo lo entiendo...pero duele.
A veces sueño con algun tipo de venganza infantil y sana, pero venganza al fin. Una vez le dije que me desmayaba con sus abrazos, y el se asustó. Que pena que no sepa reconocer la poesía, más allá de las canciones de OT.
Y quizá haya alguién más que entre sus decenas de amantes, y sus miedos, sus ocultaciones sin sentido y su lujuria, lea alguna vez esto. No creo que lo comprenda. Tiene demasiada necesidad de sexo, y demasiado miedo al amor.
Ojalá esto también lo lea Sergi, para que vea que tan duro y adicto al trabajo no estoy.
Bien por ti nen.

08 agosto, 2006

Londres (1)


La felicidad a veces es un recuerdo,
un momento en que uno está solo
y no necesita de éxitos ni de amores,
y clic, la felicidad (N. Espert)

Londres me ha dejado impactado, debo reconocerlo.
No es una ciudad para una semanita, ni para pasar por alto o desviar la cabeza y decidir que por ahí no voy.
La increible interracialidad que hay es fantástica, miles de indúes, pakistanís, chinos, japoneses, italianos, y españoles, todos mezclados y revueltos con los ingleses blancos y rositas, en los trabajos, en los bares, en tu me sirves ahora, y allí te sirvo yo a ti. Unos poderosos y otros también.
Y cuanto se tendría que aprender en España de ello!!! De saber vivir sin ver el color de la piel del otro o su acento. Pero claro, ellos llevan mucho tiempo aprendiendo, y conociéndose. En España aún se reniega del pasado emigrante......parece que nadie tuvo un abuelo que fue "a las américas" a buscar pan cuando lo que dejaba era la puta guerra.
Sólo hace falta acercarse a Harrods, y ver como las dependientas británicas rubiecitas y rosas, atienden con sus mejores sonrisas a las señoras de negro y largo burka hasta los pies que se llenan de perfumes, relojes, y ropa, con sólo mostrar esos ojazos negros que ven todo y vaya a saber que piensan je je.
El mundo se da vuelta un poco en el palacio de Al Fayat, y no viene mal a nuestros conceptos mentales tan poderosamente occidentales, que sea así.
Elejí esta primer foto de dos amigos míos argentinos (Raúl y Mariano) que me han tratado a cuerpo de rey. Son muy tranquilos y les va bien y eso se nota. Son talentosos y se aman, y eso también se nota. Y en esta foto estábamos a punto de ver Los Miserables que Mariano dirige, y estábamos felices, y eso se nota.

....to be continued